La Wii U, la primera consola de la nueva generación

  • La nueva apuesta de Nintendo trae muchas ideas nuevas, aunque también un par de defectos.

Gráfica de alta definición, conexión a internet y un concepto totalmente nuevo: la nueva generación de consolas de Nintendo se llama Wii U, un modelo con muchas ideas nuevas, aunque también un par de defectos. Las consolas Wii, Xbox 360 y Playstation 3 se exhiben desde hace siete años en los escaparates de todo el mundo. Por eso, no es de extrañar que los tres fabricantes se hallen ahora muy ocupados en el desarrollo de la nueva generación, de la cual la Wii U de Nintendo es el primer paso. La gran novedad de este modelo reside en su nuevo concepto de manejo: en lugar de un simple controlador, el usuario tiene en sus manos un mando llamado Gamepad con una gran pantalla táctil, sensor de inclinación y cámara.

Lo que se ve en la pantalla del mando depende del juego. Juegos de aventuras como Mass Effect 3 y Batman: Arkham City muestran, por ejemplo, el inventario del héroe o un mapa. Minijuegos como Nintendo Land conectan el Gamepad de forma creativa en partidas de varios jugadores. En New Super Mario Bros. U y algunos otros títulos, el juego entero puede aparecer en la pantalla táctil o en el televisor. Si los demás habitantes de la casa prefieren usar el televisor para ver otra cosa, el usuario puede seguir jugando sin interrupción en solitario con el Gamepad. Para un jugador, el mando puede parecer grande y pesado y la batería, relativamente débil, tampoco permite sesiones demasiado largas, ya que debe ser recargada cada tres o cinco horas, según el juego.

La Wii U funciona con el mando de la Wii y también con un Pro Controlador que se compra por separado y que se parece mucho a los controladores de la Playstation y la Xbox. No obstante, estas alternativas no son compatibles con todos los juegos. Ni siquiera el nuevo New Super Mario Bros. U desarrollado por Nintendo es compatible con el Pro Controlador. Otro problema es la lentitud de los menús. Para abrir los ajuste del sistema, la consola necesita varios segundos.

Pero en materia de conexión on line, la Wii U es un gran paso adelante. El centro de sus funciones está en el llamado Miiverse, una especie de red social en la que el usuario puede crear un alter ego virtual y participar en partidas con varios jugadores. Como en la Xbox y la Playstation, los participantes pueden ser colocados en una lista de amigos. La Wii U dispone para esto de un navegador, mientras que para la reproducción de vídeos y películas desde la web hay una app para YouTube y otra para la videoteca on line Lovefilm. Antes de poder emplear las funciones on line, el usuario debe descargar una actualización que puede llevar una o dos horas, según la conexión. Después, hay que abrir una cuenta de usuario, llamada Nintendo ID. El mando puede ser convertido en un mando a distancia para el televisor, y trabaja no sólo con los nuevos títulos sino también con viejos juegos Wii, que pueden ser importados con una tarjeta SD (con una app que hay también que descargar).

En la Wii U, lamentablemente, no se nota el salto a la nueva generación de consolas en cuanto a rendimiento. Todos los juegos vienen en HD (alta definición), pero no siempre en Full HD (1920 x 1080 píxeles). Juegos como New Super Mario Bros. U y Nintendo Land están bien, pero, fuera de la alta definición, no muestran nada que no se hubiera visto ya en la Wii. Y títulos como Assassin's Creed 3, ya conocido por los jugadores de la Xbox 360, la Playstation 3 o el PC, tampoco salen mejor en la Wii U.

La Wii U apareció disponible en dos versiones: el Basic Pack y el Premium Pack. La versión básica, además de la consola blanca y el Gamepad, incluye pocos accesorios adicionales y tiene una memoria de sólo ocho GB, ampliable con memoria USB o disco duro externo. Su precio: 299 euros. La versión Premium Pack cuesta 50 euros más, y viene con una Wii U negra, memoria de 32 GB y el juego Nintendo Land. Incluye asimismo abundantes accesorios, entre los cuales están un recargador para la Gamepad y dos soportes para colocarla en posición vertical.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios