La violencia en el trabajo afectó al 11% de los trabajadores en el último año

  • Un 81,6% revela que las presiones de tiempo y la sobrecarga de trabajo son los factores más graves que afectan a su bienestar mental, según datos del INE · El 7,4% fue víctima de acoso laboral

El 11% de los trabajadores dicen haber sufrido violencia en el trabajo en el último año, mientras que el 7,4% declara haber padecido acoso o intimidación en su centro laboral, según datos publicados ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Según el módulo sobre accidentes de trabajo y enfermedades profesionales de la Encuesta de Población Activa (EPA) de 2007, el porcentaje de trabajadores que dice haber sufrido violencia se eleva al 11,7% en el caso de las mujeres, y también es mayor el porcentaje de féminas que aseguran haber sido acosadas, aumentando hasta el 9,4%.

El año pasado sufrieron alguna enfermedad 5.590.700 trabajadores, lo que supone el 17,8% de los trabajadores mayores de 16 años, actualmente ocupadas o con experiencia profesional.

Del total de trabajadores con alguna enfermedad, el 27,3% manifiesta que dicha dolencia fue provocada o agravada por el trabajo, y el 5,2% reconoce haber tenido dos o más en un año. El 67,6% de los trabajadores sufrieron alguna enfermedad que no fue originada por el trabajo.

Por sexos, sufrieron alguna enfermedad el 16,7% de los varones y el 19,1% de las mujeres. Además, el porcentaje de enfermos aumenta a medida que lo hace su edad.

Así, el mayor porcentaje de trabajadores que sufrieron alguna enfermedad es el de las mujeres mayores de 55 años (31,1%), seguido de los varones del mismo grupo de edad (26,7%).

Dentro de las enfermedades laborales (provocadas o agravadas por el trabajo en los últimos 12 meses), el 28,2% fueron problemas respiratorios o pulmonares, el 17,3% dolencias óseas, articulares o musculares que afectaron a caderas, piernas o pies y el mismo porcentaje enfermedades del mismo tipo que afectaron a la espalda.

Atendiendo al tiempo de ausencia del trabajo a causa de la enfermedad, el 33,4% no se ausentó ningún día por estar enfermo, el 15,6% estuvo de baja de uno a tres meses y el 13,2% entre cuatro y trece días.

Además, el 8,1% estuvo ausente del trabajo entre tres y seis meses, el 4,1% entre seis y nueve meses y el 5,2 % nueve meses o más.

La encuesta también se refiere a los factores adversos al bienestar mental o físico, y asegura que 5.072.900 trabajadores declararon haber estado expuestos a factores que afectaban a su bienestar mental.

En el 81,6% de los casos el factor más grave ha sido las presiones de tiempo o sobrecarga de trabajo.

En cuanto a los factores de riesgo para la salud física, un total de 9.522.100 ocupados manifestaron tener alguno. El riesgo de accidentes es el factor negativo más señalado, por el 36,6%, mientras que el 35,2% alude a la adopción de posturas, movimientos difíciles que formen parte del trabajo o manejo de cargas pesadas.

Respecto a los accidentes laborales, el 5% de los trabajadores ocupados o que trabajaron en el último año tuvieron un accidente laboral en su centro de trabajo o en el trayecto desde casa, según los datos de la Encuesta de Población Activa.

De los trabajadores accidentados, un 9,4% declaró haber tenido dos o más percances. Los mayores porcentajes de accidentados se dieron en el colectivo de hombres de entre 25 y 34 años (6,8%) y en el de las mujeres mayores de 55 años (4,2%), según esta estadística publicada por el INE.

El 49,6% de los accidentes en jornada laboral que se produjeron en 2007 afectaron a trabajadores del sector servicios; el 22,2% en la industria y el 20,7% en la construcción, aunque si se compara esta distribución con la de los ocupados por sectores se observa que la proporción de accidentes es superior en la construcción y en la industria e inferior en los servicios.

Además, el 5,9% de los hombres y el 3,7% de las mujeres han tenido accidentes durante la jornada laboral o en trayectos hacia y desde el lugar del trabajo.

Según la situación profesional de los accidentados, el 77,1% eran asalariados del sector privado, el 9,8% trabajadores por cuenta propia y el 9,5% asalariados del sector público.

El 17,7% de quienes tuvieron un accidente laboral no dejaron de trabajar o se reincorporaron el mismo día del accidente, mientras que otro 17,6% lo hizo entre cinco y trece días después.

Por sexos, el 18,1% de los varones se reincorporó al trabajo entre cinco y trece días después del accidente, mientras que el 22,9% de las mujeres no dejó de trabajar o se reincorporó el mismo día del accidente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios