La satisfacción en el matrimonio aumenta cuando los hijos se van de casa

La expresión "nido vacío" evoca una triste y solitaria imagen en la que los padres cuyos hijos ya han abandonado el hogar familiar esperan una llamada o una visita. Pero no tiene por qué ser así. Un nuevo estudio sugiere que este "nido vacío" puede tener efectos beneficiosos sobre el matrimonio de los padres.

Varios psicólogos de la Universidad de California analizaron la satisfacción de un grupo de mujeres desde que cumplieron 40 años hasta que se encontraban en los 60. Los resultados revelaron que el aumento de la satisfacción marital aumenta con la edad. Además, esta satisfacción era mayor en aquellas mujeres que permanecían con su marido o en las que se casaban por segunda vez.

Pero lo que más sorprendió a los investigadores es que las mujeres cuyos hijos habían abandonado el hogar familiar presentaban una satisfacción mayor que aquellas que todavía tenían los hijos en casa. Pero este 'nido vacío' no genera un aumento de los niveles de satisfacción marital simplemente porque los padres tengan más tiempo para pasar el uno con el otro. La razón de este aumento radica en que las mujeres cuyos hijos no viven en casa disfrutan más del tiempo con su pareja. En definitiva, se trata de un aumento de la calidad y no de la cantidad que el matrimonio pasa junto lo que conduce a un incremento de la satisfacción marital. 

Sara M. Gorchoff, psicóloga del estudio, asegura que los resultados de este estudio no sugieren que se debe sacar de casa a todos los hijos para mejorar el matrimonio. "Esta investigación debería servir para que las mujeres no esperen a que sus hijos salgan de casa para programar momentos agradables con su pareja", aconseja en declaraciones a la revista 'Psychological Sciencie'.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios