La sanidad pública asume sólo el 3% de los abortos que se practican en España

  • Las clínicas dedicadas al proceso creen que existen desigualdades de acceso entre las comunidades autónomas

Sólo tres de cada cien abortos se practican en centros públicos en España, un proceso que se restringe a malformaciones severas del feto y que en mayor número se efectúa en Valencia, Cantabria, País Vasco y Galicia. Ésta una de las principales conclusiones del informe sobre el acceso al aborto en España elaborado y presentado ayer por la asociación que agrupa a las clínicas acreditadas para la interrupción del embarazo (ACAI) y el Grupo de Interés Español en Población, Desarrollo y Salud Reproductiva (GIE).

Este estudio revela que en las comunidades autónomas de Navarra, Castilla y León, Extremadura y Murcia, así como las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, no existe ningún servicio público que efectúe abortos. En opinión de ambas organizaciones, la situación pone de manifiesto las desigualdades de la atención en España a las mujeres. El informe concluye que la mayoría de regiones cuentan con centros privados para atender a las mujeres que decidan abortar antes de las 12 semanas de gestación (el 90% de los casos). Pero existe menor oferta cuando el tiempo de gestación supera esas 12 semanas, lo que obliga a las mujeres a emprender "un peregrinaje" a las comunidades que cuentan con estos centros (Andalucía, Asturias, Aragón, Canarias, Castilla-La Mancha, Cataluña, Madrid y Valencia), según explicó Francisca García, portavoz de la ACAI.

En lo relativo a la financiación, García aseguró que "el ejemplo a seguir" es el modelo andaluz de conciertos con centros privados. La presidenta del GIE, Diana Sojo, apostó por una reforma legislativa de la ley del aborto que incluya su despenalización y una mayor flexibilidad en los supuestos y plazos actuales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios