El problema estético por lumpectomía causa depresión y miedo

  • Las mujeres con cáncer de mama pueden elegir la lumpectomía, una intervención quirúrgica en la que se extrae sólo el tumor y no todo el pecho

La lumpectomía para eliminar el cáncer de mama genera depresión y miedo, pese a que muchas mujeres creen que esa intervención quirúrgica desfigura menos que la extirpación total del pecho, según un estudio que publica hoy la revista Journal of Clinical Oncology.

Científicos del Centro Integral de Oncología de la Universidad de Michigan indicaron que casi un tercio de las mujeres sometidas a una lumpectomía dijeron que la asimetría de su busto constituía una desfiguración que afectaba su calidad de vida.

Muchas mujeres a quienes se diagnostica cáncer de mama pueden elegir una intervención quirúrgica en que se extrae sólo el tumor y el tejido que le rodea (lumpectomía).

La otra posibilidades la mastectomía en la que se extirpa completamente el pecho afectado.

Los científicos indicaron que en comparación con las mujeres que se quedaron sin un pecho, aquellas con una asimetría considerable de su busto revelaron un mayor temor a una recaída del cáncer y considerables síntomas de depresión.

También se sentían menos saludables y mucho más estigmatizadas por el tratamiento contra el cáncer.

Según Jennifer Waljee, cirujano general de la Escuela de Medicina de la Universidad de Michigan, uno de los factores más importantes posterior a la operación fue el resultado estético experimentado por las mujeres.

"Es importante que las mujeres consideren ese problema cuando tomen una decisión sobre la intervención quirúrgica", indicó.

Deben tener en cuenta que aunque la conservación del pecho desfigure menos que la mastectomía, es probable que sufran una asimetría que tendrá impacto en la calidad de su vida, añadió.

Otro estudio publicado en la misma revista indicó que el cáncer de mama enmujeres jóvenes es generalmente más agresivo y responde menos al tratamiento que el mismo tipo de cáncer en mujeres de edad avanzada.

Según científicos del Instituto Duke, en Carolina del Norte, el cáncer de mama en mujeres jóvenes tiene características genéticas que no aparecen en mujeres más maduras.

Kimberley Blackwell, oncóloga de la Universidad de Duke y directora del estudio, afirmó que se sabía desde hace tiempo que las mujeres menores de 45 años responden menos al tratamiento y registran un mayor nivel de recaídas que las mayores de 65.

"Ahora hemos logrado entender porqué. Esto nos permitirá desarrollar mejores terapias para dar tratamiento a estas mujeres jóvenes", agregó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios