Tres personas en prisión por el homicidio de una mujer en Segovia

  • Rosa María de Andrés Moreno, de 47 años, desapareció el 5 de septiembre. Un pastor encontró su cuerpo casi dos meses después.

Tres personas, dos hombres y una mujer, vecinas de La Higuera (Segovia), han ingresado en prisión provisional, comunicada y sin fianza, acusadas de un delito de homicidio, por la muerte de Rosa María de Andrés, desaparecida el pasado 5 de septiembre y cuyo cuerpo fue hallado casi dos meses después. El Juzgado de Instrucción número 3 de Segovia considera que los detenidos están vinculados presuntamente con la muerte de su vecina, cuyo cadáver se encontró el 1 de noviembre en un descampado en la localidad segoviana de Lastras del Pozo.

Fuentes judiciales han informado de que los detenidos son el hombre A.D.S.P.O, y la mujer A.G.G., que ingresaron en prisión el día 3 de diciembre, y J.L.R.S.N, otro hombre, en prisión desde el día 5 de diciembre. Un cuarto acusado, G.R.S.N, está libertad provisional, con la obligación de comparecer en el juzgado una vez por semana, mientras que la responsable del juzgado continúa con la instrucción del caso, a la espera de los informes del Instituto de Toxicología y otras pruebas periciales.

Rosa María de Andrés Moreno, de 47 años, vecina de La Higuera, nacida en la localidad segoviana de Abades, fue vista por última vez el 5 de septiembre, aunque la denuncia se presentó ocho días después. Desde entonces, la Guardia Civil ha mantenido abiertas varias líneas de investigación y ha sido patente el movimiento de agentes y vehículos policiales, así como perros adiestrados, tanto en el municipio como en el domicilio de la desaparecida. El pasado 1 de noviembre un pastor descubrió el cadáver de la desaparecida, en Lastras del Pozo (Segovia), a unos nueve kilómetros de Abades, en avanzado estado de descomposición.

Rosa de Andrés se encontraba en paro y realizaba un curso del inserción laboral, después de que hubiera trabajado como administrativa en un bufete de abogados y como recepcionista de un hotel. Estaba considerada por su entorno como una mujer responsable y muy independiente y estaba divorciada y sin hijos. No ha trascendido nada vinculado con los hechos y las circunstancias en las que pudo registrarse el homicidio, debido al secreto del sumario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios