Una mujer muere estrangulada por su marido en Pontevedra

  • El presunto autor, que fue detenido poco después por la Policía, no tenía antecedentes ni denuncias por maltrato.

Una mujer de 42 años, María del Carmen Barcela, fue asesinada esta madrugada, presuntamente por su marido en el municipio pontevedrés de Portas, convirtiéndose en la víctima número 65 de la violencia de género en lo que va de año. La Guardia Civil pudo detener al sospechoso poco después en un cruce de carreteras cercano a la vivienda en la que fue hallada estrangulada la víctima. El propietario del negocio en el que trabajaba la mujer la definió como "trabajadora, alegre y extrovertida" pero que "nunca comentó si tenía o no problemas con su marido".

A las 5:00 de la madrugada de hoy, el servicio de emergencias 112 recibía una llamada del hijo de María del Carmen Barcela, alertando de que su madre había sido agredida violentamente por su marido. Los agentes de la Guardia Civil que se desplazaron hasta el lugar de los hechos sólo pudieron confirmar la muerte de la mujer, de 42 años, pero de forma casi simultánea, localizaron y detuvieron, en un cruce de carreteras próximo a la vivienda, a su marido y presunto asesino, J.T.N. de 49 años.

La Benemérita, que informó de que la mujer había sido estrangulada, señaló que no existían antecedentes ni se tenía constancia de ninguna denuncia por malos tratos en este matrimonio. Fuentes del Ayuntamiento afirmaron que María del Carmen Barcela se había empadronado junto a su marido hacía tan sólo seis meses en el municipio de Portas. El matrimonio tenía cinco hijos, el menor de ellos de nueve años de edad, procedía de Vilagarcía de Arousa (Pontevedra) y desde mayo vivía en una vivienda nueva que construyeron en la parroquia de Romai.

Aunque algunos vecinos comentaron que el motivo de la disputa podría ser el horario de salida de la mujer del trabajo, Benigno Cochón, el propietario del negocio en el que trabajaba, el restaurante-hostal San Martín II, en el Ayuntamiento de Barro, descartó que esto fuera motivo de pelea. Según explicó, anoche salió "tarde", sobre las 3:00 de la mañana, debido "a las cenas de empresa", pero era un horario que "no era habitual durante el resto del año". Vecinos del matrimonio dijeron no haber escuchado gritos, aunque sí a los perros ladrar, pero no le dieron importancia "porque aparentemente se llevaban bien".

Concentraciones en repulsa

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, trasladó sus condolencias a los familiares y amigos de la fallecida e insistió en que "no se puede ser neutral" en este asunto porque es "de ámbito público". Además, recalcó que la mayor protección de las víctimas sólo se puede conseguir "con mayor implicación de la ciudadanía" y el "aislamiento de los agresores". Por su parte, Vicepresidencia de la Xunta de Galicia mostró su repulsa por este caso de violencia de género y se puso a disposición de la familia de la víctima para ofrecerle todo el apoyo psicológico que necesiten.

A través de un comunicado consideró que "la violencia contra las mujeres es una lacra muy compleja que deriva en una de las más graves e intolerables violaciones de los derechos humanos" y remarcó su "compromiso" con la lucha para erradicar la violencia machista. Además, este departamento de la Xunta convocó para el próximo lunes, 22 de diciembre, a las 12:00 concentraciones públicas de repulsa en la sede central de San Caetano y en las cuatro delegaciones provinciales.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios