Dos millones de niños viven con el virus del sida en todo el mundo

  • La tasa de superviviencia aumentaría un 75% si los recién nacidos seropositivos tuvieran acceso a un diagnóstico y tratamiento adecuados · La ONU pide luchar contra la discriminación y el estigma vigente

Comentarios 3

Naciones Unidas llamó ayer a una mejor protección de los recién nacidos ante el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en el Día Mundial de Lucha contra el Sida.

"Sin la terapia correspondiente muere la mitad de los niños infectados con VIH a partir de su segundo cumpleaños debido a las consecuencias de la infección", subrayó la directora del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), Ann Veneman.

La organización difundió ayer en Nueva York, junto al programa para el sida de la ONU (Onusida) la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de Naciones Unidas para la Población (Fnuap), el informe La infancia y el sida: tercer informe balance de la situación.

El nuevo documento pone de relieve que a sólo el 10% de los hijos de madres infectadas se le realizan pruebas de sida en los primeros dos meses de vida. En total, según la OMS y Onusida, unos dos millones de niños viven con el virus del sida, y sólo en 2007 se infectaron 370.000.

"Sin un tratamiento adecuado, la mitad de los niños que tienen el virus del sida morirán antes de su segundo cumpleaños por causas relacionadas con el VIH", indicó Ann Veneman. "Las tasas de supervivencia aumentarían un 75% si los recién nacidos seropositivos tuvieran acceso a un diagnóstico y se les comenzara a aplicar el tratamiento adecuado antes de que cumplieran sus primeras 12 semanas de vida".

"Hoy en día, ningún niño debería morir de sida", dijo la directora general de la OMS, Margaret Chan. "Sabemos cómo evitar estas muertes trágicas". Y añadió que debían ser más las instituciones de salud y que se debía realizar cuanto antes el tratamiento de madres y niños.

Sin embargo, a pesar de los grandes avances en los tratamientos para la enfermedad, la discriminación y el estigma contra las personas infectadas sigue vigente.

Y ese es precisamente uno de los factores clave que impide el acceso universal a los tratamientos antirretrovirales capaces de dormir el virus y que hará muy difícil de cumplir el compromiso asumido por la comunidad internacional de proporcionar prevención, ayuda y tratamiento universales en 2010, según la alta comisaria de Derechos Humanos, Navi Pillay.

"Un tercio de los países del mundo todavía no tiene leyes para proteger a las personas que viven con el VIH, y en la mayoría de ellos sigue habiendo discriminación contra mujeres, homosexuales, trabajadoras del sexo, drogodependientes y minorías étnicas", afirmó Pillay con ocasión de la jornada de hoy contra el sida.

Cerca de 33 millones de personas viven actualmente con el virus del sida, pero dos tercios de ellas, especialmente en el continente africano, no tienen acceso a tratamientos.

Según los datos del último informe de Onusida, actualmente por cada dos personas que comienzan el tratamiento antirretroviral, se contabilizan aún cinco nuevas infecciones.

De hecho, en los últimos 20 años, el número de infectados se ha triplicado, y sólo en 2007 la ONU calculó 2,7 millones de nuevas infecciones.

Esta agencia cuenta desde ayer con nuevo director, Michel Sidibe, de Mali, hasta ahora vicedirector ejecutivo de Onusida y que reemplazará al veterano Peter Piot. "El liderazgo de Onusida está en manos muy capaces", dijo Piot sobre el nombramiento. "Onusida tiene un papel vital que jugar en el sostenimiento de los progresos realizados en la respuesta global al sida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios