Uno de cada diez menores usa el móvil para grabar peleas

  • La mitad de los niños ya acceden a su primer teléfono entre los 9 y los 10 años, como regalo de primera comunión.

Comentarios 4

Un 10 por ciento de los menores madrileños admite utilizar el móvil para grabar peleas y un 11 por ciento lo usa para colgar los vídeos en internet, unas acciones que, aunque la inmensa mayoría de los adolescentes desconocen, son imputables como delito a partir de los 14 años. Según el estudio 'La telefonía móvil en la infancia y la adolescencia' realizado por el Defensor del Menor de la Comunidad de Madrid y la Universidad Rey Juan Carlos, esta actitud está relacionada con la familiaridad de los jóvenes con las tecnologías y a que formen parte de su vida cotidiana. En este sentido, la mitad de los jóvenes acceden a su primer teléfono móvil entre los 9 y los 10 años.

El estudio destaca que uno de cada diez jóvenes madrileños utiliza su teléfono para captar peleas y actos vandálicos, mientras que un 27 por ciento de los menores asegura que sus amigos también graba peleas. En esta línea, el Defensor del Menor, Arturo Canalda, indicó que el perfil del chico que hace esto es el de un varón que utiliza el móvil para grabar, gastar bromas, acceder a internet, que ve contenidos MP4, que considera que sus amigos disfrutan y que tiene un "afán de protagonismo notorio". 

"Un 10 por ciento de los menores encuestados que tiene teléfono móvil lo utiliza para gastar bromas, siente indiferencia ante las grabaciones violentas en la Red, desea grabar las gamberradas de otros, cree que las grabaciones de móvil en internet son divertidas y las cuelga cuando las hace", indica el estudio, que apunta que "con ello ponen a prueba su valentía e incluso el liderazgo de quienes las realizan frente a los que después las ríen, apoyan, comentan o divulgan".

"El menor que gasta bromas con el móvil normalmente también ha colgado imágenes en internet y confiesa que lo utiliza para molestar a alguien y que, ante un potencial escenario de violencia, no acudiría a un adulto", destaca el estudio del Defensor del Menor, que reseña que este menor, además, "considera que sus amigos disfrutan con los vídeos que cuelga". Además, Canalda destacó que uno de los problemas es que los chicos no saben que hacer esto constituye un delito, cuando el menor es mayor de 14 años. 

En esta línea, el escrito indica que si el menor tiene amigos que utilizan el móvil para gastar bromas tiene cuatro veces más posibilidades de hacerlo él, mientras que si sus amigos cuelgan vídeos en la Red, se dobla la posibilidad de que el éste también los cuelgue. Además, grabar peleas con este aparato aumenta diez veces la probabilidad de que el profesor sea objeto de las bromas con el teléfono y que no desconectar nunca el teléfono aumenta dos veces la probabilidad de disparar el consumo. No obstante, lo que más preocupa a los padres del móvil es que los chicos contacten con extraños (66 por ciento) cuando a los niños lo que más les preocupa (76 por ciento) es perder el móvil.

Los menores hacen un gran uso diario de las tecnologías. Así un 62 por ciento de ellos dice utilizar frecuentemente el móvil; un 86 por ciento, la televisión y un 82 por ciento el ordenador. Durante una o dos horas diarias utiliza el móvil un 44 por ciento de los menores; un 47 por ciento, la videoconsola y un 33 por ciento la televisión. Del mismo modo, un 50 por ciento de los menores accede a su primer móvil con 9 o 10 años, normalmente por un regalo o una ocasión especial; mientras que el resto, entre 11 y 12 años, lo tiene por primera vez (38 por ciento) sin estar asociado a ningún evento especial. Además, un 65 por ciento dice que lo usa para que sus padres le tengan localizado, un 64 por ciento para quedar con los amigos y un 51 por ciento para avisar a sus padres él mismo. 

El prototipo de móvil de los niños madrileños tiene juegos (96,2 por ciento); un 92,2 por ciento cámara de fotos; un 83,7 por ciento, 'bluetooth'; un 82,4 por ciento, internet; un 81,4 por ciento cámara de vídeo; un 70,6 por ciento MP3; un 62,9 por ciento radio; infrarrojos (7,1%); el 30,4 por ciento MP4 y un 21 por ciento televisión. Además, un 56 por ciento lo usa para intercambiar música, un 52 por ciento para hacer fotos, un 47 por ciento para intercambiarlas, un 31 por ciento para grabar vídeos, un 12 por ciento para mensajes 'pásalo', un 6 por ciento para acceder a internet y otro 6 por ciento para bajarse videojuegos. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios