La inversión escolar en países ricos supera 500 veces a la de los pobres

  • La ONG Save the Children presenta un informe sobre países en conflicto que deja claro el peso de las carencias educativas como lastre para el desarrollo integral

Treinta y siete millones de niños en países frágiles, afectados por conflictos armados, no van a la escuela. Con la capacidad de sus gobiernos debilitada y los sistemas educativos destruidos como resultado de años de crisis y conflicto, se enfrentan a un futuro oscuro a menos que se les ofrezca apoyo externo. En Luxemburgo, el Gobierno gasta al año 12.000 dólares en la educación primaria de cada niño (la cifra más alta de todo el mundo). 500 veces más que la de cualquier niño nacido en un país afectado por conflicto. Así, en lugares como Burundi y Eritrea, cada niño apenas recibirá unos 24 dólares por año para cubrir su educación, según muestra la ONG Save the Children en su nuevo informe El último de la fila, el último de la clase 2008, presentado ayer en Sevilla.

Aunque la cifra de niños en edad de recibir educación primaria que permanecen sin escolarizar en el mundo se ha reducido de 100 a 72 millones en los últimos años, la situación en los países afectados por conflictos ha mejorado muy poco. Estos países sólo reciben una quinta parte del total de la ayuda en educación básica, a pesar de que representan más de la mitad de todos los menores que no van a la escuela en el mundo (37 del total de 72 millones de niños y niñas). Este informe actualiza al publicado en 2007 y, después de un año, el panorama es sombrío: uno de cada tres niños en los países en guerra nunca va a la escuela.

Según Save the Children, la mayoría de los gobiernos ricos no están haciendo lo que les correspondería. La ONG estima que, de los 9.000 millones de dólares en ayuda para educación básica que se precisan en todo el mundo, 5.200 millones deberían destinarse a los niños de los países afectados por conflictos: una media de 45 dólares por cada niño en edad escolar. Para Albert Soteres, director de Save the Children en España, "la experiencia demuestra que, incluso en los contextos más difíciles, es posible hacer llegar la educación".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios