Un hombre muere y su esposa resulta grave por inhalación de gases de un brasero

  • El joven fallecido, de 27 años, trabajaba en la finca La Caldera de Tenerife y fue el propietario de la explotación quien encontró el cadáver y a la mujer en estado de semi inconsciencia

 Un varón de 27 años falleció hoy en Tenerife por asfixia al parecer por inhalación de gases procedentes de un brasero, mientras que su compañera, de la misma edad, está grave y ha sido ingresada en un centro hospitalario, informaron a Efe fuentes de la Delegación del Gobierno en Canarias.

El cadáver fue encontrado en un cuarto de aperos de una finca de Montaña Gorda, en el municipio tinerfeño de Granadilla, dijeron a Efe fuentes de la Policía Local.

El joven fallecido, identificado con las iniciales J.J.A.M. y natural del municipio tinerfeño de Adeje, trabajaba en la finca La Caldera.

Según la Delegación del Gobierno fue el propietario de la finca quien encontró el cadáver, ya que acudió al lugar porque el joven no había ido a trabajar, mientras que desde la Policía Local se señala que fue la mujer quien dio la alerta al encontrar al hombre tendido boca abajo.

La mujer, de nacionalidad rumana, ha sido ingresada en el Hospital Universitario de Nuestra Señora de La Candelaria, indicaron las fuentes de la Delegación del Gobierno en Canarias

Las fuentes de la Policía Local explicaron que el cadáver no presentaba signos de violencia y que todo apunta a que ha muerto asfixiado por inhalar gases de una estufa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios