Dos heridos por un explosión en una planta de biocombustibles en Salamanca

  • Uno de los heridos fue atendido en el lugar del suceso sin que fuera necesario su traslado y el otro, con quemaduras de segundo y tercer grado, ya ha sido dado de alta · El fuego fue controlado tras una hora y media

Comentarios 1

Dos operarios que se encontraban en la fábrica que la empresa Biocarburantes de Castilla y León tiene en la localidad salmantina de Babilafuente han resultado heridos en una explosión, al parecer originada en uno de los tanques de almacenamiento de bioetanol.

Uno de los heridos por la onda expansiva fue atendido en el lugar del suceso sin que fuera necesario su traslado, mientras que el otro, I.P.M. de 29 años, fue conducido hasta el complejo hospitalario de la capital salmantina donde ha sido tratado de quemaduras de segundo grado en los brazos y de tercer grado en la cara, según han confirmado a Efe fuentes hospitalarias.

El lesionado atendido en el hospital no reviste gravedad, salvo complicaciones, por lo que ya ha recibido el alta médica.

La explosión ha ocurrido poco antes de las 17.00 horas en uno de los tanques de almacenamiento de bioetanol, se supone que cuando los operarios de la fábrica se encontraban realizando las labores de "puesta en marcha previa" a la entrada en funcionamiento de las instalaciones prevista para los próximos días, ha informado a Efe la responsable de comunicación de la empresa.

El siniestro ha originado una gran llamarada y su efecto se ha dejado sentir en el municipio de Babilafuente, del que dista unos dos kilómetros.

Hasta la planta se han trasladado varias dotaciones de la Guardia Civil, asistencias del Servicio de Sanidad de Castilla y León (Sacyl) y los bomberos de la Diputación de Salamanca, de los puestos de la capital y Peñaranda de Bracamonte.

El fuego fue controlado hora y media después de su inicio, aunque los bomberos permanecieron en el lugar para evitar que se reavivara, mientras que los agentes de la Guardia Civil acordonaron la zona y el camino de acceso a las instalaciones.

Biocarburantes de Castilla y León, empresa participada al 50 por ciento por Ebro Puleva y Abengoa Bioenergía, ha precisado que "no existe problema alguno de contaminación porque el contenido del depósito no era tóxico".

Los efectos de la explosión han sido percibidos en el casco urbano de la localidad, donde las puertas y ventanas de las casas temblaron durante unos segundos.

"Estábamos en casa y de repente se ha oído un fuerte estruendo y las puertas y los cristales temblaron y no sabíamos lo que había pasado", ha explicado a Efe un vecino de este municipio, Mariano García.

Muchos de los habitantes de este municipio de la zona de Las Villas salieron corriendo a la calle porque pensaban "que había pasado cualquier cosa".

El alcalde de Babilafuente, Jacinto Manuel Palomero, ha explicado a Efe que, "pese a lo aparatoso de la situación, parece que no ha sido tan grave como lo que pudiera haber sido".

Ha confirmado que desde la empresa le han asegurado que no existe ningún tipo de riesgo para la salud, ya que no es tóxico, por lo que ha dicho que espera espero que se quede en un incidente y "ya está".

Varias decenas de vecinos de este municipio se acercaron hasta las inmediaciones de la planta de biocarburantes, que se encuentra en la carretera que une Babilafuente con la N-501, para conocer de primera mano el alcance de la situación.

Durante toda la tarde, el incidente se ha convertido en el tema de conversación de los habitantes de esta localidad, tanto en los bares, como en los supermercados y en los corrillos que se han formado en la calle.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios