Un nuevo fármaco contra cáncer de próstata es el más avanzado en sesenta años

  • Puede revertir la forma más agresiva, resistente y mortal de la enfermedad y entre un 70 y un 80% de los enfermos tratados con el fármaco han experimentado una mejora significativa

Un grupo de expertos ha desarrollo un nuevo fármaco para el tratamiento del cáncer de próstata, considerado el más importante desde hace sesenta años, ya que puede revertir la forma más agresiva, resistente y mortal de la enfermedad.

Entre un 70 y un 80% de los enfermos tratados con el fármaco abiraterone han experimentado una mejora significativa, según los resultados de los ensayos clínicos con esta medicina, publicados este martes en la revista "Journal of Clinical Oncology".

Abiraterone, que bloquea las hormonas que nutren las células cancerosas, puede ser utilizado para el tratamiento de hasta un 80% de los casos más agresivos del cáncer de próstata.

El fármaco fue desarrollado por el doctor Johann de Bono, quien ha dejado claro en el artículo que los estudios tienen que ser confirmados en ensayos mucho más amplios.

El doctor Gerhardt Attard, del Instituto de Investigación del Cáncer de Sutton, sur de Inglaterra, donde se descubrió el medicamento, se ha declarado optimista respecto a los efectos del tratamiento.

"El tiempo nos juzgará, pero estamos muy animados. Está cambiando la forma en que entendemos el cáncer de próstata de una manera que no ha ocurrido en cincuenta o sesenta años", afirmó Attard.

El estudio publicado este martes está basado en los resultados obtenidos de 21 pacientes con la forma más avanzada y agresiva del cáncer de próstata tratados con abiraterone, que funciona al bloquear la producción de hormonas en todo el cuerpo.

El análisis encontró una significativa disminución del tumor canceroso.

Muchos de los pacientes tratados constataron una mejora en su calidad de vida y algunos dejaron la morfina que tomaban para aliviar el dolor causado por la propagación de la enfermedad en los huesos.

Hace sesenta años, los científicos descubrieron que la hormona testosterona nutre la enfermedad.

Los expertos han recalcado, no obstante, que ningún paciente tomó el fármaco por más de dos años y medio, por lo que es demasiado temprano para saber el efecto que puede tener en la expectativa de vida.

"Creemos que hemos conseguido un gran paso adelante en el tratamiento de los pacientes con cáncer de próstata en las etapas finales", afirmó De Bono.

"Estos hombres tienen un cáncer de próstata muy agresivo, que es extremadamente difícil de tratar y casi siempre resulta fatal", subrayó el médico.

El profesor David Webb, experto en farmacología clínica de la Universidad de Edimburgo (Escocia), ha señalado que la medicina parece dar buenos resultados, pero "aún se está en la etapa preliminar de desarrollo clínico".

"Será crucial observar cuidadosamente el equilibrio entre los beneficios y los daños, antes de llegar a unas conclusiones firmes sobre la utilidad de este nuevo fármaco", agregó Webb.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios