Los españoles acusados de pedir sexo gay en Gambia ya están libres

  • El presidente del país opina que a los homosexuales hay que cortarles la cabeza

Los dos turistas españoles detenidos desde el viernes pasado en Gambia, acusados por dos taxistas de "proposiciones deshonestas" para mantener relaciones homosexuales, quedaron ayer en libertad sin cargos, según informó a Europa Press un portavoz del Ministerio español de Asuntos Exteriores. La noticia la comunicó el ministro gambiano de Exteriores, Omar Alieu Touray, a su colega español, Miguel Ángel Moratinos, en una conversación telefónica, precisó la misma fuente.

Pere Joan, de 56 años y Juan Monpserratrusau, de 54, permanecían arrestados en una comisaría de la localidad costera de Kotu.

El pasado 15 de mayo, el presidente de Gambia, Yahya Jammeh, anunció que no toleraría en su país "actos pecaminosos e inmorales como la homosexualidad"; el dirigente advirtió que "cortaría la cabeza" a cualquier persona que practicara abiertamente la homosexualidad, y habló de endurecer las leyes, ya que Gambia "es un país de creyentes".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios