Los países en desarrollo aceptan reducir sus emisiones contaminantes

  • La ampliación del grupo de los estados abiertos al compromiso reactiva la cumbre de Poznan

La Cumbre del Clima de la ONU que se celebra en Poznan (Polonia) se desbloqueó ayer al vincular por primera vez a los países en desarrollo a objetivos de reducción de emisiones, en las negociaciones que deberán culminar con un acuerdo sobre el nuevo régimen climático internacional. La secretaria de Estado española de Cambio Climático, Teresa Ribera, afirmó que se trata de un avance "suficiente" y es más concreto que el que se logró el pasado año en Bali.

El acuerdo, que será ratificado en el plenario, servirá de base para la negociación de la próxima Cumbre de Copenhague, en la que se deberá llegar a un compromiso de lucha contra el cambio climático a partir de 2012, cuando expire el Protocolo de Kioto.

El documento de negociación hace referencia a una reducción en el aumento de las emisiones de los países en desarrollo de entre el 15 y el 30% en 2020, lo que permitirá que éstas crezcan por debajo de lo que cabría esperar si no se adoptase ninguna medida. Las delegaciones consiguieron ponerse de acuerdo tras un trabajo muy intenso, justo un día antes de que se incorporen a la negociación los ministros responsables de Medio Ambiente de más de 192 países.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios