El año se cerrará con 557 muertos menos en las carreteras españolas

  • El presidente del Gobierno celebró ayer, tras el Consejo de Ministros, la reducción de la siniestralidad vial · La puesta en marcha del carné por puntos y la reforma del Código Penal, parece que son las claves

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, destacó ayer la importante reducción del número de muertos en las carreteras españolas a lo largo de 2008; 557 fallecidos menos, hasta la fecha, que en el mismo periodo de 2007, lo que supone que cada dos días haya tres muertos menos en accidentes de tráfico.

El número de fallecidos en accidentes de tráfico durante 2007 fue de 2.741 -un 9% menos que el año anterior cuando las víctimas fueron 3.015- la cifra más baja desde hacía 40 años. Hasta el 31 de octubre de este año la cifra de muertos en las carreteras españolas era de 1.843, lo que supone un 21,4% menos respecto al mismo periodo del año anterior, cuando hubo 2.346 fallecidos en las carreteras, según datos de la Dirección General de Tráfico (DGT)

Tras la reunión del último Consejo de Ministros del año, Rodríguez Zapatero afirmó que gracias a la "colaboración" de los ciudadanos y a la "acción" decidida del Gobierno se está consiguiendo que el número de muertos en accidentes se siga reduciendo año tras año. "Estamos evitando con la acción y la colaboración de los ciudadanos y con la acción del Gobierno que cada dos días haya tres muertos menos en las carreteras", subrayó.

Para el jefe del Ejecutivo, la puesta en marcha del carné por puntos, la reforma del Código Penal en materia de Seguridad Vial junto a una mayor "firmeza" contra las conductas que generan más accidentes, han sido las claves para esta reducción de la siniestralidad.

"El objetivo del Gobierno es seguir trabajando", avanzó Zapatero, quien recordó que los siniestros de tráfico siguen siendo la principal causa de muerte por accidente en España.

El pasado 29 de noviembre, el Gobierno aprobó el anteproyecto de ley para la reforma del procedimiento sancionador en materia de seguridad vial, que contempla una única notificación, en lugar de tres, y "premia" el pronto pago de los infractores con un descuento del 40% del importe de las multas, antes era un 30%. Además, la cuantía de las sanciones será proporcional al peligro creado por el conductor. Estas son algunas de las novedades que incorpora la reforma.

El objetivo reducir la cifra de siniestralidad en las carreteras y cobrar casi el 100% de las multas, ya que en algunos ámbitos el 40% se queda sin cobrar, según datos del ministerio de Interior.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios