El alcohol y las drogas provocan 1.500 muertes cada año en las carreteras

  • Sanidad y Tráfico suman esfuerzos para luchar contra esta lacra y concienciar a la población para reducir las cifras de mortalidad · La mayoría de los fallecidos son jóvenes menores de 25 años

Comentarios 1

En España, cada año mueren unas 1.500 personas en accidentes de tráfico relacionados con consumo de alcohol y otras 50.000 resultan heridas. La mayoría de las víctimas mortales, un millar, son jóvenes. Además, junto a las bebidas alcohólicas, el 10% de los accidentes más graves al volante están relacionados directa o indirectamente con el consumo de drogas ilegales.

Son algunas de las cifras expuestas ayer durante la presentación de una campaña informativa elaborada de manera conjunta por el ministerio de Sanidad y Consumo y la Dirección General de Tráfico (DGT). El titular de Sanidad, Bernat Soria y el director de la DGT, Pere Navarro, ofrecieron ayer una rueda de prensa en el Hospital Nacional de Parapléjicos de Toledo, en el que presentaron la nueva campaña cuyo objetivo es prevenir los accidentes de circulación, especialmente entre los jóvenes, provocados por el consumo de alcohol y las drogas.

Navarro agradeció al ministro de Sanidad el estar "por delante" de los accidentes de tráfico, que se han convertido en un "problema de salud pública", y que esta campaña se haya presentado en el mes de julio, periodo vacacional en el que se incrementan los desplazamientos. Asimismo, destacó que el lugar elegido haya sido el Hospital de Parapléjicos "porque aquí se ve lo que hay detrás de las cifras: hay dramas personales y mucho sufrimiento y se ve que queda mucho por hacer".

"La suma de alcohol y otras drogas con conducción termina provocando pérdida de vidas humanas", apuntó Soria.

El acto contó con el testimonio de uno de los pacientes del centro, Mario Fernández, que tomó la palabra para contar que lleva 10 años en silla de ruedas tras sufrir un accidente de moto un sábado por la noche cuando regresaba a casa. Aunque reconoció que no iba demasiado "borracho", recomendó no beber y conducir "porque aunque sólo sea una copa afecta a los accidentes, y en un segundo te puede cambiar la vida. Esta vida es buena pero es bastante dura", confesó.

El problema es preocupante entre la población joven. Los accidentes de tráfico son la segunda causa de siniestralidad y mortalidad evitable y la primera causa de muerte entre los adolescentes españoles.

Según la Encuesta Escolar sobre Drogas 2006-2007, dos de cada diez jóvenes de entre 14 a 18 años ha viajado alguna vez en vehículos conducido por personas bajo los efectos del alcohol. Además, el 14,9% de los estudiantes de 18 años han conducido un vehículo a motor bajo los efectos del alcohol. Navarro destacó la importancia de la prudencia cuando alguien que ha bebido vaya a ponerse al volante. "No se trata de que si bebo no conduzco. Se trata también de que nadie que esté a mi alrededor, si bebe, vaya a conducir".

Soria destacó el esfuerzo del Gobierno de España, a través de la DGT, por reducir los accidentes de circulación y sus secuelas. En este sentido, recordó que la DGT realizó el pasado año más de 4 millones de controles de alcoholemia, de los que casi 100.000 dieron positivo. "La sociedad está captando el mensaje de los riesgos de conducir bebido. Pese a ello, tenemos que seguir luchando por reducir las cifras ", aseguró el ministro.

La nueva iniciativa incluye la edición del díptico informativo Alcohol y otras drogas incompatibles con la conducción, dirigido específicamente a los más jóvenes y una guía para profesionales de la salud con estrategias preventivas. Esta información también trata de romper algunos mitos en torno a los remedios supuestamente eficaces para reducir la tasa de alcoholemia. Por ejemplo, tomar chicles o caramelos, usar esprays bucales, beber mucha agua o tomar clara de huevo no han demostrado reducir la tasa de alcoholemia. El Ministerio y la DGT distribuirán 800.000 folletos informativos en las autoescuelas entre los futuros conductores, que coincide que son también los más jóvenes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios