Zimbabue declara la emergencia nacional por una epidemia de cólera

  • El Gobierno ha pedido ayuda urgente a la comunidad internacional · El brote de la enfermedad, que comenzó a principios de año y se recrudeció en septiembre, se ha extendido a nueve de las diez provincias del país

Comentarios 1

El Gobierno de Zimbabue ha calificado el brote de cólera, que ha dejado 565 muertos en los últimos tres meses, de situación de "emergencia nacional" y ha pedido la ayuda urgente de la comunidad internacional, informó el diario gubernamental The Herald

El actual brote de cólera, enfermedad que se transmite a través del agua contaminada, se debe al colapso de la red de alcantarillado de Harare y a una falta de mantenimiento de los sistemas de distribución de agua potable. 

Además, Zimbabue sufre una "una escasez crítica de recursos en el sector sanitario, y los hospitales centrales, literalmente, no están funcionando", dijo el ministro de Salud Pública, David Parirenyatwa, lo que provoca que muchos pacientes no estén recibiendo tratamiento. 

"Nuestro personal está desmotivado y necesitamos ayuda para asegurarnos de que (los médicos y enfermeras) vuelvan a sus puestos de trabajo y reactiven el sistema", declaró Parirenyatwa en relación con las protestas que recientemente han estado protagonizando los empleados de los hospitales. 

La "urgente necesidad" de medicamentos, comida y de material de trabajo, y la falta de agua potable, ha llevado el Gobierno de Zimbabue a pedir unos 9 millones de euros para el Ministerio de Salud Pública, y por lo menos otros 3 millones de euros para comprar productos químicos con los que potabilizar el agua. 

"Tenemos suficientes productos químicos como para tratar el agua durante los próximos 3 meses", dijo a la prensa el ministro de Agua y Desarrollo de Infraestructuras, Walter Mzembi, "por eso necesitamos el dinero como muy tarde para el próximo lunes", puntualizó. 

El Departamento de Desarrollo de las Naciones Unidas se ha unido al llamamiento del Gobierno de Zimbabue, que ha pedido una "respuesta coordinada" ante los problemas económicos y sociales del país. 

"Debemos unir nuestros recursos para ver como podemos responder ante este estado de emergencia", declaró el representante de la ONU, Agostinho Zacarias

El brote de cólera en Zimbabue, que comenzó a principios de año y se recrudeció en septiembre pasado, se ha extendido a nueve de las diez provincias del país, aunque las áreas más afectadas son los suburbios de Budiriro y Glen View de Harare, la capital, y Beitbridge, la ciudad fronteriza frente a la sudafricana Musina. 

La distribución de agua potable en la capital zimbabuense se reanudó el pasado martes, después de que la Autoridad Zimbabuense de Agua (ZINWA) se viera forzada a interrumpirla durante 24 horas por la falta de productos químicos de purificación. 

El periódico estatal The Herald citó al portavoz de ZINWA, Tsungirai Shoriwa, quien dijo que las plantas de bombeo habían recibido a última hora del lunes "algunos productos químicos", lo que permitió reanudar el suministro de agua potable en algunas áreas de Harare. 

Zimbabue vive una profunda crisis económica, sin suministro de alimentos y otras mercancías esenciales, más de un 80 por ciento de desempleo y una inflación astronómica, que oficialmente alcanza los 231 millones por ciento. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios