Vivienda, empleo y ocio, tres pilares para una independecia especial

  • Un grupo de empresas andaluzas colabora con la Asociación de Autismo de Cádiz para impulsar un proyecto de inclusión laboral con la Fundación Adecco.

El sueño de la mayoría de los jóvenes cuando llegan a una cierta edad es buscar un buen trabajo y tener un techo donde vivir. Pero lo cierto es que no todo el mundo tiene las mismas posibilidades, y no económicas, sino físicas. Existen personas con discapacidades que no pueden comportarse como otros muchos de su misma edad. Pero esto es ya es pasado y es la razón que ha llevado a la fundación Adecco junto con varias entidades para impulsar un proyecto de inclusión laboral con los niños autista de Cádiz. Un total de 32.000 euros son los que Dytras, Veiasa, Caja Rural y Ayesa donarán a la Asociación Autismo de Cádiz para conseguir que sus miembros se integren en la sociedad.

Este es un proyecto sin duda ambicioso y que puede provocar un cierto recelo por parte de muchos, sobre todo por las familias de estos niños. Y es que trabajar con niños autistas no es fácil pero tampoco imposible.

Esta acción nace de un Convenio de colaboración entre la Universidad de Cádiz, la Asociación de Autismo y la Fundación Adecco, cuyo objetivo es la inserción en el mercado laboral de aquellas personas que, por sus características personales, encuentran más dificultades a la hora de encontrar un puesto de trabajo.

El proyecto tiene tres pilares fundamentales: vivienda, empleo y ocio, y está dividido en dos fases: por una parte, a corto plazo y que se ejecutará este mismo año es la contratación de un profesional de la Universidad de Cádiz que facilite la puesta en marcha de este proyecto, así como la dotación de un puesto de trabajo con material informático y comunicaciones que facilite la ejecución de sus funciones con desplazamientos a los distintos entornos sociales e institucionales.

La segunda parte, que se ejecutará entre 2009 y 2012, consiste en habilitar una vivienda con todos los equipamientos necesarios en Puerto Real y una plantilla de personal de apoyo. Asimismo los niños disfrutarán de actividades lúdico-deportivas, en la zona de las viviendas y de un integrador social, además de una partida económica para uso de servicios de la comunidad y un seguro de actividad.

Este proyecto no sólo generará un sueldo a final de mes, sino una mayor satisfacción al final de cada jornada laboral, asegura la Federación de Autismo de Andalucía. No es el primer proyecto que esta Federación realiza, de hecho, actualmente hay dos personas trabajando en el departamento informático de una empresa de comunicación gaditana y los niveles de producción son muy buenos, ya que los chicos están inmersos en su trabajo.

Una vez acabada la jornada laboral el objetivo es divertirse y disfrutar del tiempo libre, aunque a algunos de ellos, les cueste separarse de su obligación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios