La familia de Ussía acusará de asesinato a los porteros de El Balcón de Rosales

  • Los tres porteros imputados han comparecido hoy en el Juzgado de instrucción número 43 de Madrid.

Comentarios 6

La familia de Álvaro Ussía, el joven que falleció el pasado 15 de noviembre a las puertas de la discoteca El Balcón de Rosales, tiene intención de acusar de un delito de asesinato a los tres porteros que presuntamente le propinaron la paliza que le causó la muerte, según ha informado a Efe su abogado.

Éste, Pedro Colina, que ha acudido a la comparecencia de los tres porteros imputados en el Juzgado de instrucción número 43 de Madrid, ha indicado que decidirá cómo califica los hechos cuando finalicen las diligencias, que -según ha precisado- "podrían prolongarse varios meses más si el juez acepta todas las  pruebas que hemos pedido. Estamos sólo al principio".

Además, ha señalado la posibilidad de que la fiscal, que por el momento imputa a los porteros un delito de homicidio, también califique los hechos de homicidio con alevosía, es decir, asesinato, delito que el Código Penal castiga con penas de entre 15 y 20 años frente a las penas de entre 10 y 15 que contempla para el primero.

"Es evidente que los hechos se calificarán o bien como homicidio o bien como asesinato", ha aseverado Colina, que ha subrayado que a cualquiera de estos delitos podría sumarse el de omisión del deber de socorro.

Según el letrado, en la comparecencia de hoy el juez instructor, José María Casado, ha informado a los porteros de los hechos que se les imputan y de que éstos "recaen en el enjuiciamiento de jurado popular", sea cual sea la calificación que hagan en sus escritos de conclusiones provisionales la Fiscalía y la acusación particular.

Además, las partes personadas en el caso han solicitado al juez que se practiquen nuevas diligencias, entre las que se encuentra la petición de la familia de Ussía de que se investigue la relación laboral entre El Balcón de Rosales y Fortesa S.A., la empresa que le proporcionó los porteros, que podría ser "responsable subsidiaria" de los hechos, según Colina.

El abogado también ha pedido que se interrogue a otros dos testigos, que se sumarían a los siete citados hasta el momento, de los que tres aún no han comparecido ante el juez.

De este modo, ascenderían a casi una decena los testigos que formarían parte de las diligencias, cuyos testimonios -según el abogado- "coinciden en lo esencial, al describir que Álvaro fue expulsado con violencia del local y que fuera recibió una paliza".

Aunque el juez Casado estudiará los próximos días si admite o no las nuevas pruebas solicitadas, ha aceptado hoy interrogar nuevamente a los tres porteros -Antonio S., David A. y David S.- a petición de su defensa, lo que ha motivado que los imputados permaneciesen en el Juzgado durante dos horas y media.

Los porteros, que han sido trasladados esta mañana en un furgón policial desde la cárcel de Soto del Real donde están en prisión preventiva, se han cubierto el rostro con pasamontañas y cazadoras a su llegada a los juzgados para evitar ser reconocidos por la veintena periodistas congregados a las puertas de la sala.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios