UCE denuncia que las llamadas a videntes superan los 60 €

  • La duración maxima de la llamada es de 30 minutos y por tanto el prestador del servicio debería cortar de forma automática la comunicación una vez pasado el tiempo máximo

Comentarios 1

 La Unión de consumidores de Andalucía (UCE-A) ha denunciado que las llamadas a videntes pueden alcanzar los 60 euros, infringiendo la ley vigente, porque superan los treinta minutos y ha alertado de la publicidad engañosa que usan, la información de las tarifas y la atención a menores.

En rueda de prensa, las responsables de comunicación de UCE-A, María Coronada y Belén Castillo, han solicitado a la Secretaría de Estado de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información, la Comisión de Supervisión de Servicios de Tarificación Adicional, la Dirección General de Consumo de Andalucía y el Consejo Audiovisual de Andalucía que pongan en marcha las medidas de control y sanción pertinentes ante este tipo de irregularidades.

UCE-A ha resaltado que la duración máxima de la llamada establecida por el Código de Conducta para la prestación de los servicios de tarificación adicional -como son los 803, 806, 807 y 907- es de 30 minutosy por tanto el prestador del servicio debería cortar de forma automática la comunicación una vez concluido el tiempo máximo, cosa que "no sucede".

Al contrario, ha proseguido, las llamadas se largan "con todo tipo de artimañas"

Además, UCE-A ha recalcado que estos videntes aceptan las llamadas de menores de edad -"con 17 años se tiene la misma voz que con 18", ha dicho Castillo- y que integran el colectivo de los estudiantes, el de mayor índice de llamadas junto con el de amas de casa, que es especialmente vulnerable.

UCE-A ha destacado la importancia de su denuncia, pues en muchas cadenas locales esta programación ocupa el 50% de su parrilla -como sucede con Huercal-Overa televisión, Ejido Televisión, RTV Los Palacios y Fuengirola Televisión, entre otras-.

En cuanto a la tarificación de las llamadas, UCE-A ha destacado que la fuente y el tamaño de las letras, así como la velocidad por la que discurre en pantalla, son demasiado breves e imposibles de "captarlas con el ojo humano".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios