El Supremo mantiene en la cárcel al violador del ascensor de Burgos hasta el máximo legal

  • El Alto Tribunal aplica la doctrina Parot para evitar que Gallego quede libre la semana próxima

El violador del ascensor de Burgos deberá estar en prisión trece años más de lo que esperaba después de que el Tribunal Supremo acordara ayer aplicarle la doctrina Parot para que cumpla íntegramente su pena, hasta el máximo permitido de treinta años.

Pedro Luis Gallego fue condenado a un total de 273 años de cárcel por el asesinato de dos jóvenes y violación de otras 18 pero, después de catorce años en la sombra iba a quedar en libertad la semana que viene, al aplicarle las redenciones previstas a los treinta años máximos legales en vez de al total de las condenas impuestas por la Audiencia Provincial de Burgos.

La Sala de lo Penal del Tribunal Supremo llegó a este acuerdo con la finalidad de bloquear la reducción de penas por beneficios penitenciarios a Gallego, como se hizo en su día con el etarra Parot. Esta decisión aplaza su salida de la cárcel hasta 2022.

Gallego, que en la actualidad cumple pena en la prisión coruñesa de Teixeiro, fue condenado a 328 años de cárcel por 18 violaciones y dos asesinatos, el de la vallisoletana Leticia Lebrato y el de la burgalesa Marta Obregón. El violador del ascensor, a pesar de que es un agresor sexual múltiple y reincidente, ya que comenzó su carrera delictiva en 1979, fue juzgado por el antiguo Código Penal, que permite aplicar redenciones especiales que le dejarían en la calle el próximo 20 de diciembre. Sin embargo, esto no llegará a producirse, después del acuerdo de la Sala, que supone el rechazo al recurso interpuesto por el abogado de Gallego en contra del auto de la Audiencia Provincial de Burgos, que denegó su inmediata puesta en libertad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios