Spanair afirma que "el mecánico hizo todo lo que tenía que hacer"

  • El subdirector de la compañía defiende la reparación hecha por un técnico antes del despegue · Javier Mendoza explica a 300 familiares que una sola causa no provoca nunca un accidente aéreo

El subdirector de Spanair, Javier Mendoza, aseguró ayer que el mecánico encargado de la reparación del avión cuando éste regresó a los talleres de mantenimiento tras un primer despegue infructuoso "hizo todo lo que tenía que hacer". La compañía aérea avaló así, en un encuentro con familiares de las víctimas del accidente, el comportamiento de su operario, que reparó la anomalía detectada por el comandante del vuelo JK5022.

Durante la segunda reunión que la compañía mantuvo con parientes de los fallecidos en el siniestro, Mendoza, que estuvo acompañado por un piloto y otros directivos de Spanair, se justificó ante trescientas personas diciendo que no podría responder a todas las preguntas, "pero sí a algunas". Así, comenzó su intervención explicando que fue el mal funcionamiento del calentador de la sonda que mide la temperatura en tierra y vuelo lo que motivó que el piloto ordenara el regreso del aparato al aparcamiento. En concreto, explicó que el error residía en un fallo en el mecanismo que permite que de forma automática la sonda esté encendida durante el vuelo y se desactive en tierra.

Mendoza explicó que el mecánico, de 41 años y con 20 años de experiencia, decidió desconectar la sonda al considerar que las condiciones climatológicas permitían realizar el vuelo sin dicho mecanismo.

Este encuentro entre directivos de Spanair y parientes de las víctimas se desarrolló en un ambiente más tranquilo que la del día de anteayer. Más de 20 familiares intervinieron con preguntas acerca de la relación entre el primer fallo y el que provocó el siniestro y la razón por la que no se permitió a los pasajeros que abandonaran el vuelo tras detectarse una anomalía, entre otras cosas.

Preguntado por las consecuencias de la desconexión de la sonda, Mendoza explicó que este mecanismo alimenta el ordenador que controla algunos parámetros del motor, aunque "no cree" que esta circunstancia pueda estar relacionada con el accidente. No obstante, señaló que será la comisión de investigación la que determine si hay relación entre alguno de estos elementos.

El subdirector de la compañía dijo que "una sola causa no provoca nunca un accidente aéreo" y señaló que Spanair ha pedido a la comisión que informe sobre el avance de la investigación. Respecto a la seguridad de los modelos MD-80, Mendoza afirmó que estos aparatos han registrado 0,27 accidentes por cada millón de horas de vuelo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios