Rouco arremete contra la "lacra" del aborto en la misa de las familias

  • El arzobispo de Madrid abogó por defender el matrimonio "entre un hombre y una mujer" frente a "las modas" de la sociedad actual · El papa Benedicto XVI envió un mensaje a los miles de asistentes al acto

Cientos de miles de personas se congregaron ayer en la madrileña plaza de Colón para participar en la misa anual, que conmemora la festividad de la Sagrada Familia, que fue celebrada por el arzobispo de Madrid y presidente de la Conferencia Episcopal, Antonio María Rouco Varela, quien denunció la "cultura de la muerte" que ha convertido en "nuevos santos inocentes" a los niños que son "sacrificados" en los abortos y abogó por defender el matrimonio tradicional frente a las "modas".

Al inicio de la misa, los organizadores conectaron con el Vaticano, desde donde el papa Benedicto XVI pidió a los allí congregados que trabajen para no se "desvirtúe" la familia. La respuesta de los fieles fueron vivas al Pontífice aunque no pudieron oír sus palabras porque la televisión vaticana desconectó cuando se puso a hablar en español y las tuvieron que escuchar grabadas justo después de la comunión.

"Queridas familias, no dejéis que el amor, la apertura a la vida y los lazos incomparables que unen vuestro hogar se desvirtúen", dijo Benedicto XVI. "De este modo daréis al mundo un hermoso testimonio de lo importante que es la familia para el ser humano y la sociedad. El Papa está a vuestro lado, pidiendo especialmente al Señor por quienes en cada familia tienen mayor necesidad de salud, trabajo, consuelo y compañía".

En la homilía, Rouco Varela hizo un contundente alegato contra el aborto, interrumpido con aplausos, desde un gran altar instalado en medio de plaza. "Estremece el hecho y el número de los que son sacrificados por la sobrecogedora crueldad del aborto, una de las lacras más terribles de nuestro tiempo, tan orgulloso de sí mismo y de su progreso", dijo.

El arzobispo de Madrid aseguró que la familia pasa por momentos "críticos" porque "la cultura del relativismo egoísta, del interés y de la competencia" así como "la cultura de la muerte son muy poderosas". Por eso abogó por la defensa del matrimonio entre "un hombre y una mujer" que "se aman y dan vida" frente a las "modas" de la sociedad actual, ya que "el lenguaje de la creación es claro e inequívoco" en ese sentido.

Además, subrayó que los niños necesitan del amor de "un padre y una madre para poder ser engendrados, traídos al mundo, criados y educados conforme a la dignidad que les es propia desde el momento en el que son concebidos en el vientre materno". "El futuro de la humanidad pasa por la familia cristiana", sentenció.

Los organizadores han cifrado en un millón de personas los asistentes, como habían indicado en sus previsiones, a esta ceremonia religiosa, que ha sido concelebrada por 5 arzobispos, 22 obispos y más de 300 sacerdotes bajo el lema La familia, gracia de Dios.

Desde primeras horas de la mañana la zona había sido cortada al tráfico para facilitar la llegada de los fieles, la mayoría familias con niños que han desafiado las bajas temperaturas, a la madrileña plaza de Colón, en la que cerca de 3.000 voluntarios han colaborado en el desarrollo de la celebración litúrgica.

A la eucaristía han asistido, además de Rouco, el cardenal primado de Toledo y el de Valencia, los arzobispos de Oviedo, Granada y Santiago y otros 19 obispos y 8 obispos auxiliares, según los organizadores.

Los cardenales de Barcelona y Sevilla, Lluis Martínez Sistach y Carlos Amigo, respectivamente, además del obispo de Bilbao, Ricardo Blázquez, vicepresidente de la Conferencia Episcopal Española, han presidido sus propias eucaristías de la familia en sus diócesis.

Tras la homilía, los cientos de miles de familias que se dieron cita en Madrid reclamaron que los diferentes gobiernos "promuevan el bien común de todos y de la sociedad". Al terminar el acto, varias familias coincidieron en calificar de "muy emotivo" el encuentro "por la asistencia multitudinaria y la llegada de familias procedentes de toda España".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios