Prisión para los dos autores del atropello en Toledo

  • El conductor reconoce que circulaba sin carné y drogado

El titular del Juzgado de Instrucción número 4 de Talavera de la Reina dictó ayer auto de prisión provisional comunicada y sin fianza para los dos hermanos que el viernes atropellaron en San Bartolomé de las Abiertas (Toledo) a siete menores en una calle de la localidad, uno de los cuales falleció.

Según fuentes del Tribunal Superior de Justicia, el conductor del vehículo, A. G. G., de 35 años, reconoció que circulaba sin carné, aunque afirmó que no recuerda bien los hechos por estar bajo la influencia de las drogas. Ha culpado a su hermano, M. A. G. G., de 34 años, propietario del vehículo y que iba de acompañante en el asiento del copiloto, de haber cruzado por mitad del pueblo, mientras que éste aseguró al juez que no le obligó a circular por ese lugar y que cuando se percató del peligro trató de coger el volante del coche para eludir el atropello.

El acompañante, al parecer también toxicómano, ha reconocido que su hermano no tenía carné de conducir y que le había prestado el vehículo en una decena de ocasiones para practicar.

El juez les imputa a cada uno de ellos un delito de homicidio imprudente, seis delitos de lesiones por imprudencia y dos más contra la seguridad vial.

Los menores atropellados, la mayoría de los cuales estaban en el pueblo al cuidado de sus abuelos pasando las vacaciones, estaban sentados a la sombra en el bordillo de la acerca izquierda de la calle cuando el conductor perdió el control del coche al rebasar el bordillo de la acera contraria. A consecuencia de estos hechos, falleció un adolescente de 15 años, A. C. C., que fue enterrado ayer en el pueblo.

En el Hospital Nuestra Señora del Prado de Talavera de la Reina permanece ingresada con aplastamiento de vértebras una joven de 16 años, que se recupera favorablemente, mientras que el otro menor de 13 años, con varias fracturas, una de ellas de peroné, ha sido trasladado al hospital Doce de Octubre de Madrid.

San Bartolomé de las Abiertas, un municipio de unos 500 habitantes, vivió ayer una jornada de luto oficial y celebró una concentración silenciosa en recuerdo del joven fallecido a la que asistieron unas trescientas personas.

Al inicio de la concentración, de cinco minutos, una prima de Adrián, el joven fallecido, agradeció las muestras de condolencia recibidas y habló del dolor que sienten.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios