La ONU renuncia a concretar pactos en la lucha contra el cambio climático

  • Los delegados de la cumbre de Poznan prefieren consensuar conceptos ahora y durante la conferencia de Copenhague, el año próximo, y dejar para más tarde la definición de los posibles compromisos

Comentarios 1

El nuevo acuerdo de lucha contra el cambio climático que la comunidad internacional ha comenzado a negociar en Poznan (Polonia) y debería cerrar en diciembre de 2009 no será un acuerdo "detallado", advirtió ayer el responsable de la ONU sobre esta materia, Yvo de Boer. "No obtendremos un acuerdo a largo plazo totalmente detallado [en la próxima conferencia] en Copenhague en 2009. No será posible", advirtió De Boer, secretario ejecutivo de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (Cmnucc) en rueda de prensa en Poznan, donde más 12.000 delegados de 190 países están reunidos para comenzar a negociar dicho acuerdo.

"Debemos ir con cuidado de no apuntar demasiado alto para acabar sin nada", agregó De Boer, dando a entender que los ministros de Medio Ambiente, que se reúnen en Poznan a partir de mañana, podrían convocar una nueva reunión antes de la fecha límite de diciembre de 2009 para lograr que la negociación avance.

"Para mí, lo esencial en Copenhague es la claridad de los compromisos [de reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, sobre la financiación y sobre el respaldo de las instituciones] para que después de Copenhague no haya más negociaciones sobre los puntos fundamentales", precisó.

"Se necesitan cifras por parte de los países industrializados. Se necesitará también un cierto tipo de compromiso por parte de los grandes países emergentes (China, India, Brasil) ¿Qué forma tomará? No está claro de momento", agregó.

Siguiendo las recomendaciones de los científicos para limitar el calentamiento del planeta a un nivel razonable, los países industrializados deben reducir en 2020 sus emisiones de gases de efecto invernadero entre el 25 y el 40%. Actualmente, sólo los 37 países industrializados que ratificaron el Protocolo de Kioto están sometidos a objetivos obligatorios de reducción de sus emisiones. El Protocolo de Kioto llega a su fin en 2012 y el objetivo de la Conferencia de Poznan, y la de Copenhague el año próximo, es elaborar un nuevo acuerdo internacional que permita intensificar la lucha contra el calentamiento del planeta más allá de esa fecha.

La llegada en enero a la Casa Blanca de Barack Obama podría mejorar la situación. Sin embargo, Obama no ha enviado una delegación a Poznan, así que Washington está representado por el equipo del actual presidente George W. Bush, decidido a comprometerse lo menos posible. "Conforme vayamos teniendo capacidad para introducir en la discusión al 100% a la nueva Administración de EEUU, la negociación se va a abrir en todos los frentes", reconoció la secretaria de Estado española de Cambio Climático, Teresa Ribera.

La representante española se comprometió ayer ante las delegaciones iberoamericanas (a excepción de Venezuela) a impulsar la puesta en marcha del fondo para facilitar la adaptación al cambio climático de los países en desarrollo. Ribera trasladó a los medios la "preocupación manifestada" por los latinoamericanos ante el retraso en la puesta en marcha de este mecanismo que, según admitió, debería haberse puesto ya en funcionamiento. "Es demencial que no esté operativo", reconoció. Además, comentó que Latinoamérica reclama una mayor presencia en el proceso negociador de la ONU que debe desembocar en el acuerdo de Copenhague el próximo año y, en la misma línea, reclamó la necesidad de articular las agendas de adaptación al cambio climático y reducción de riesgos de desastres mediante una estrecha cooperación entre la Red Iberoamericana de Oficinas de Cambio Climático (Riocc) y la Estrategia Internacional de Reducción de Desastres de las Américas. Ribera confió en que las dificultades respecto al fondo (relacionadas con el control internacional de la gestión de las partidas) estén resueltas hoy, antes de la fase ministerial de las negociaciones, que empieza mañana.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios