El Gobierno dice que las ayudas familiares cumplen por primera vez los permisos europeos

  • Las ayudas a las familias españolas alcanza un 1,5 por ciento del PIB, esto sitúa al país a la cabeza de los estados más avanzados de la UE

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Octavio Granado, que presentó el balance que Celestino Corbacho llevará en breve al Consejo de Ministros, opinó que con 15 de cada 1.000 euros de la riqueza nacional destinados a ayudas a las familias, se prueba "con creces" una asignatura que venía quedando pendiente desde años atrás. "España tenía una deuda histórca con las familias", admitió, asegurando que estas políticas siempre han sido insuficientes "y nos situaban en el furgón de cola" de la UE.

Ahora, según añadió, en esta materia España se sitúa al nivel de los países más avanzados de la UE. Por ello, tras la validación de las cifras por un grupo de trabajo, España iniciará los trámites para ratificar los convenios o tratados internacionales más avanzados que aún no había firmado o sobre los que le pesaban observaciones debido a las insuficientes políticas familiares. En primer lugar comenzará con la petición de que se levanten las reservas que pesan en la Carta Social Europea y solicitará la ratificación de la Carta Social Europea revisada, un texto legal aún no suscrito por España y que sólo han firmado media docena de países europeos.

Sin embargo, Granado no se atrevió a ubicar a España en un ranking de la UE de políticas familiares, admitiendo que no se trata "de un notable ni de un sobresaliente", sino de un "aprobado" en una asignatura en la que prometió mejorar en el futuro. Así, recordó que muchas de las prestaciones que se han incluido para el cómputo total sólo tuvieron efecto en la mitad del año 2007, como el cheque bebé o el permiso por paternidad, que han tenido un gran impacto.

Las ayudas a las familias en 2007 crecieron un 9 por ciento en comparación con el año anterior y Granado estimó que registrarán un crecimiento similar para 2008. Las que más crecerán, las prestaciones por paternida y maternidad, lo harán un 15 por ciento; mientras que las que menos se incrementarán lo harán entre el 8 y el 9 por ciento, según explicó.

El secretario de Estado de Seguridad Social ha descartado que la situación de desaceleración económica vaya a tener un efecto negativo sobre las políticas de ayuda a la familia y adelantó que por ello tendrán un mayor impacto sobre el PIB, ya que se mantendrán estables mientras la riqueza nacional será menor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios