La Generalitat prepara planes de ayuda para los municipios asolados por el temporal

  • CiU pide la comparecencia de Espinosa en el Congreso para que explique las medidas de urgencia que prevé el Gobierno central.

Tras la tempestad del fin de semana, toca evaluar daños y establecer las primeras ayudas a los municipios catalanes, especialmente de la Costa Brava, cuyos litorales han quedado solados por el violento temporal. En Barcelona, ya se tiene clara la importancia de los daños en las playas de la capital, que se espera estarán listas para el uso por los bañistas para Semana Santa. Por su parte, CiU pide la comparecencia de Espinosa en el Congreso para que explique las medidas de urgencia que prevé el Gobierno central.

El delegado de la Generalitat de Cataluña en Gerona, Jordi Martinoy, confirmó que ya trabajan en un plan de urgencia para afrontar los desperfectos en todos los puertos y paseos marítimos de la Costa Brava (Gerona) arrasados por el temporal del pasado 26 de diciembre a través de Ports de la Generalitat.  

El consejero de Política Territorial y Obras Públicas, Joaquim Nadal, anunció un plan urgente de actuación con especial atención a los puertos de Llançà y Blanes, dos de los puntos costeros más afectados por el temporal. Martinoy confirmó este anuncio y reconoció que "seguramente las consecuencias finales del temporal" no se las esperaban aunque desde la primera hora del día 26 de diciembre se "informó" a los ciudadanos de los riesgos.

Durante el fin de semana, en la comarca de la Garrotxa y el Ripollès, afectadas por grandes cantidades de nieve, se optó por "rescatar" solamente aquellos vecinos que podían tener problemas de salud para no poner la población en  una situación de riesgo "innecesario". Así, los Bomberos de la Generalitat evacuaron en helicóptero a unas 50 personas que quedaron aisladas en la casa de turismo rural La Coromina de Falgars, en el término municipal de La Vall d'en Bas (Gerona), una de las zonas más castigadas por las nevadas del fin de semana en Cataluña.

"Hoy toca hacer el diagnóstico", afirmó Martinoy. La delegación de la Generalitat en Girona "ayuda" a los ciudadanos cuyos negocios han quedado afectados o sus bienes personales a informarles de los pasos que deben seguir con las aseguradoras para "tramitar" el balance de los daños causados. También, a través de la Dirección General de Pesca, canalizarán las ayudas a los pescadores que han visto como su barca padecía importantes desperfectos.

Por su parte, el Ayuntamiento de Barcelona prevé que las playas afectadas por el temporal de este fin de semana estarán listas para usarse en Semana Santa, al principio de la temporada de baño. La quinta teniente de alcalde de Medio Ambiente, Imma Mayol, afirmó que los daños han sido "importantes", aunque rechazó cuantificarlos a la espera que termine su evaluación.

La capital catalana no registraba un temporal similar desde 2001, cuando el Ayuntamiento estimó los daños en más de cinco millones de euros y se perdieron más de 80.000 metros cúbicos de arena. El de este fin de semana también hizo perder arena y afectó a pasarelas, duchas, parte del paseo marítimo y algunos locales y restaurantes.

La reparación de los desperfectos en los espacios públicos la realizará el Consistorio con el Área Metropolitana y el Ministerio de Medio Ambiente, a quien Mayol pidió que asuma el coste de restablecer la arena. También se reparará el mobiliario, la señalización y, después de Reyes, empezarán las obras del dique de la Mar Bella.

Dada la envergadura de los daños producidos por el último temporal en la costa catalana, el grupo parlamentario de Convergencia i Unió (CiU) solicitó la comparecencia en el Congreso de la ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, ante la Comisión de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, tras el temporal que ha azotado el litoral costero catalán durante estas navidades. 

CiU pide así a la ministra que explique las medidas "de urgencia" que piensa adoptar el Gobierno, en colaboración con la Generalitat de Cataluña, y las corporaciones locales afectadas, para hacer frente a los daños "catastróficos" ocurridos en el litoral costero catalán por los temporales de los días 26, 27 y 28 de diciembre.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios