Gallizo reconoce un fallo humano en el caso del preso que mató a su novia

  • La directora general de Instituciones Penitenciarias asegura que se adoptarán medidas para que no se repitan errores.

Comentarios 9

La directora general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, ha reconocido este martes que hubo un "fallo humano" en el sistema de seguimiento del preso con permiso carcelario que presuntamente mató a su pareja en Galicia, y ha anunciado medidas para evitar que se repitan estos errores.

En declaraciones a los periodistas en el Centro Penitenciario Psiquiátrico de Sevilla, Gallizo ha señalado que aún no han cerrado la investigación por este caso, pero sí han detectado que la señal del GPS que el recluso se quitó no fue oída por los funcionarios de Madrid encargados de este tipo de alertas, lo que aún no sabe por qué ocurrió.

El presunto asesino de su pareja, Maximino Couto, se quitó el GPS de seguimiento, lo que emite una señal menos fuerte que la que se produce cuando se acerca a la persona protegida, según precisó Gallizo, e intentó atacar a su ex mujer, que no estaba en la casa, aunque sí apuñaló presuntamente a dos vecinos que testificaron contra él y a su pareja, que murió.

Tras aclarar que en ese fallo no hubo "malicia", Gallizo ha subrayado que lo que más le preocupa ahora es reforzar el sistema de GPS para garantizar la seguridad de las mujeres protegidas para que si ocurre un error similar exista un sistema "complementario" que evite las posibles agresiones.

Gallizo ha subrayado que han sido "rigurosos" en la concesión de permisos penitenciarios y que "no somos permisivos en los permisos" a los reclusos que tienen "riesgos", y ha agregado que seguirán trabajando en la inserción social de los presos aunque el éxito no sea del "cien por cien".

En este sentido, ha apuntado que en todo el país existen tratamientos psicológicos para maltratadores y ha matizado que en España llevan poco tiempo en marcha y aún no disponen de datos concretos de su éxito o fracaso, aunque en el extranjero se ha visto que los que han seguido programas de este tipo reinciden un 4 por ciento y los que no el 20 por ciento.

El maltrato a las mujeres afecta a cientos de miles de personas, unas cifras que "superan lo razonable y lo esperable", ha señalado Gallizo, tras lo cual ha indicado que el Gobierno está haciendo "esfuerzos" para ser "implacables" con este delito, en cuyo trasfondo está el "machismo", sin cuya erradicación no se dará "el paso definitivo para acabar con esta lacra", ha concluido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios