Expediente a una empresa de ambulancias por abandonar a un anciano en la puerta de su casa

  • El paciente, de 73 años, fue dejado en el rellano de la escalera sin esperar a comprobar que las llaves no abrían la puerta.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad Valenciana ha abierto expediente a una empresa concesionaria del servicio de ambulancias, después de que un paciente fuese abandonado ante su casa, sin comprobar que las llaves no abrían la puerta y fuese necesario avisar a la Policía Local para poder acceder al domicilio. Se trata de un hombre de 73 años, residente en la localidad de Mislata, que fue dado de alta en el Hospital La Fe de Valencia y al que se dejó solo en el rellano de la escalera semidesnudo, con tan sólo un pañal, un jersey y descalzo.

Desde la Administración se asegura que se depurarán responsabilidades por estos hechos para lo que se ha abierto un expediente al servicio de transportes no asistido concertado con una Unión Temporal de Empresas (UTE).

El hombre de 73 años sufrió el pasado viernes una caída en su casa y fue trasladado al Hospital La Fe de Valencia. Horas más tarde una ambulancia de Transporte no Asistido trasladó al anciano a su casa. "Llevaba un suéter puesto y en una bolsa de plástico llevaba los pantalones y los calcetines", explicó un vecino, quien señaló que el anciano iba "con un pañal que se le venía cayendo y descalzo".  Al parecer, un vecino dio las supuestas llaves de casa del paciente al conductor de la ambulancia y éste se las entregó al anciano, "y tal cual se las dio cogió el ascensor y se fue", y dejó al paciente en el rellano, comentó este vecino. 

Las llaves no abrían la puerta de la casa por lo que el anciano quedó solo, semidesnudo y descalzo en el rellano, puesto que el conductor de la ambulancia ya se había marchado. El vecino llamó a la Policía para contarles lo sucedido y los agentes se desplazaron al lugar y consiguieron entrar a casa del afectado a través de la ventana de otro vecino. Los agentes acostaron al hombre y posteriormente, llamaron al hospital y a la empresa de ambulancias para saber lo ocurrido. Desde la compañía les comentaron que ellos sólo tenían que hacer el traslado y que ya habían hecho bastante con llamar al vecino, según estas fuentes.

La Policía entendió que, por cuestiones de "calidad humana", no se habría tenido que dejar al anciano así, por lo que puso los hechos en conocimiento del Cuerpo Nacional de Policía para que un juez o un fiscal actúe si lo considera oportuno, indicaron.

Domingo, que así se llama el hombre, no recuerda bien cómo sucedieron los hechos por el "susto" que tenía y porque estaba "un poco mareado", aunque sí recuerda que iba medio desnudo, "sin pantalones ni zapatos" y que pasó frío. El afectado asegura que "no fue voluntad de ellos" (en referencia a la ambulancia), "fue deprisa y corriendo y así salió cosa, como no estaban las llaves...", afirma.

El Ayuntamiento de Mislata ha enviado a una trabajadora social a casa del anciano para ver sus necesidades y acondicionarle la vivienda. El consistorio ha decidido doblar las ayuda domiciliaria que ya recibe Domingo y ha solicitado una plaza en una residencia, algo que creen que podría ser factible en dos semanas.

Tras conocer los hechos, la asociación El Defensor del Paciente pidió al consejero valenciano de Sanidad, Manuel Cervera, la retirada del concierto con la empresa de ambulancias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios