España necesitará 25 años para la reconstrucción del Estado de bienestar

  • l Intermón alerta de que la pobreza afectará al 40% de la población dentro de una década

Intermón Oxfam advierte en el informe Crisis, desigualdad y pobreza de que, si se mantienen las medidas de austeridad y los recortes sociales, la pobreza en España podría afectar a casi el 40% de la población en un década y el país necesitaría 25 años para recuperar el bienestar social.

La organización hizo un análisis de las recientes crisis de América Latina y el este Asiático, que tardaron entre 15 y 25 años en reducir las tasas de pobreza hasta las cifras anteriores a esas situaciones, y destacó que las políticas de ajuste impuestas sólo contribuyeron a generar más pobreza y desigualdad, consolidando sociedades duales.

"Si no se cambian las políticas que se están aplicando en España, puede llevar entre dos y tres décadas recuperar el nivel de bienestar que había en nuestro país antes de la crisis, en 2008", explicó el director general de Intermón Oxfam, José María Vera.

Así, pronosticó que en diez años la pobreza y la exclusión social podrían incrementarse de manera drástica: el número de pobres alcanzaría los 18 millones (el 38% de la población).

Actualmente, el porcentaje de pobreza se sitúa en el 27% de la población, 12.700.000 personas, recordó.

Tras cuatro años de crisis, España encabeza el nivel de desigualdad en la Unión Europea.

Antes de la crisis, los más ricos multiplicaban por cinco los ingresos de los españoles más pobres; en 2011 creció esa cifra hasta el 7,5 (mientras que en la UE se mantiene en el 5,7) y en 2022 los ricos pueden llegar a ingresar 15 veces más que la población más pobre si se mantienen las políticas de austeridad actuales.

"El modelo de austeridad centrado en la reducción del déficit y el saneamiento de la banca, mediante la inyección de fondos públicos financiados a costa de una deuda desorbitada, no genera crecimiento", sostuvo el responsable de Intermón.

El informe plantea alternativas a los recortes, como la de aumentar la recaudación persiguiendo los paraísos y la evasión fiscal y estimular la economía "para asegurar que las personas que están en el límite son protegidos".

En la presentación del estudio, el director de Pueblos Unidos, Daniel Izuzquiza, puso rostro a las cifras y pronósticos del informe.

Su organización, dedicada sobre todo asesorar y apoyar a la población vulnerable en la búsqueda de empleo, tiene historias como la de Luisa, una alumna de tercero de ESO que les pidió ayuda porque no tenía dinero para comprar libros, o la de un joven de Malí que tardó tres años en llegar a España y ahora se ha quedado sin cobertura sanitaria para el tratamiento de una enfermedad que padece.

"La pobreza en España es más intensa, más extensa y prolongada, y no afecta por igual a todos los grupos sociales, sino que se ceba con el sector de los más vulnerables", lamentó.

Intermón advirtió que las decisiones políticas tomadas en el convulso contexto de la crisis están llevando a cambios estructurales, y en el nuevo equilibrio de fuerzas se restringe la participación ciudadana en las políticas públicas y el poder del Estado cede espacio frente a los mercados.

Tras este análisis, Intermón Oxfam insistió en la necesidad de salir de la crisis protegiendo a los más vulnerables, porque "la desigualdad es un lastre para el desarrollo incluso cuando se recupera el crecimiento económico".

La ONG recomendó también blindar los derechos sociales garantizando el derecho a la educación y sanidad pública y fortalecer la calidad democrática para que poco a poco se vayan erradicando estas diferencias que existen en los sectores sociales de los países.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios