Detenido un sobrino de dos ancianos hallados muertos en Murcia el jueves

  • El arrestado ha confesado haberlos asesinado porque no le daban dinero. La Policía barajó inicialmente que el fallecimiento se produjera durante un robo, pero las investigaciones apuntaron a una persona cercana a las víctimas.

Comentarios 1

Agentes de la Guardia Civil han detenido a un sobrino de los ancianos hallados muertos con claros signos de violencia el pasado jueves en su domicilio de Santiago de la Ribera, como supuesto autor del crimen. Según informó el instituto armado, el detenido, J.M.R.C., tiene 28 años y también reside en esta localidad murciana donde se produjo el crimen, del que inicialmente se sospechó que podría haber sido por un robo, pero las investigaciones apuntaron finalmente hacia una persona cercana a los ancianos.

La detención se produjo el sábado por la noche después de una minuciosa inspección técnico-ocular en el domicilio a cargo de agentes de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Murcia y Especialistas del Servicio de Criminalística del Instituto Armado. Las primeras pesquisas permitieron a los agentes seguir una línea de investigación orientada a una o varias personas próximas o conocidas de las víctimas.

El trabajo de los agentes ha llevado a la detención del supuesto autor material del doble homicidio, un sobrino paterno de los fallecidos que fue arrestado en las inmediaciones de su propio domicilio sin oponer resistencia. En su declaración, que se prolongó durante varias horas, el detenido reconoció la autoría de los hechos. El detenido y las diligencias instruidas serán puestos a disposición Judicial en las próximas horas.

El presunto asesino primero mató a su tío porque no le decía dónde estaba el dinero y después a su tía para que no se quedara sola, según ha explicado el delegado del Gobierno, Joaquín Bascuñana. El sobrino, que fue arrestado la noche del sábado por la Guardia Civil, inicialmente no se declaró culpable de los hechos, pero finalmente se derrumbó y dijo que había pedido dinero a su tío, pero éste se negó a dárselo y, al no señalar el lugar en el que lo tenía guardado, lo mató durante la discusión. Los cadáveres fueron hallados el jueves por la tarde por la mujer que los cuidaba, que encontró a la mujer en la cama y al hombre en un sillón, así como la puerta abierta.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios