Detenido un hombre por matar a su mujer tras golpearla con un martillo en la cabeza

  • Al agresor no le constan antecedentes ni denuncias anteriores relacionadas con maltrato o violencia doméstica · Intentó suicidarse mientras su mujer agonizaba

Comentarios 1

Agentes de la Guardia Civil de Fene (La Coruña) detuvieron esta madrugada a J.M.B., de 74 años, como presunto autor de un delito de homicidio, al golpear a su mujer con un martillo en la cabeza, quien además presentaba cortes en el cuello producidos por un cuchillo. 

Según informó la Guardia Civil, sobre las 5.30 horas recibió un aviso de agresión grave en un domicilio de la Avenida de Algeciras en la localidad coruñesa de Neda. Los agentes trasladados hasta el domicilio localizaron a la hija del agresor en el portal de la vivienda con "severas lesiones" en la cabeza, al parecer producidas por un objeto contundente.  

Así, mientras una de las patrullas que acudió al lugar atendía a la hija, los otros agentes accedieron al domicilio y encontraron al presunto agresor junto a su esposa en la cama.  

La mujer presentaba lesiones graves en cabeza y cuello supuestamente producidas por un martillo y un cuchillo, respectivamente, que se encontraban en la propia habitación, este último todavía en manos del agresor.

Tras reducir al hombre, que también presentaba un corte en la garganta, los agentes lograron quitarle el cuchillo por la fuerza y comprobaron que la victima aun presentaba signos de vida. No obstante, los servicios de emergencia que acudieron al lugar inmediatamente con ambulancias medicalizadas no pudieron hacer nada por la vida de María Fraguela Martínez, de 63 años, que falleció minutos después mientras estaba siendo atendida por el personal sanitario, debido a las graves lesiones sufridas.  

El hombre  intentó suicidarse haciéndose un corte profundo en el cuello aunque ya está fuera de peligro tras ser intervenido de urgencia en el Centro Hospitalario Arquitecto Marcide de Ferrol, donde permanecerá ingresado hasta el viernes bajo custodia policial en calidad de detenido como supuesto autor de las agresiones, añadieron las fuentes. 

La única hija de ambos, de 35 años y que también resultó herida con lesiones "severas" de las que está siendo intervenida en el mismo centro hospitalario, fue la que alertó al servicio de Emergencias 112 de lo que estaba ocurriendo en la vivienda que comparte con sus padres. 

Fuentes de la Policía Local de Neda detallaron que este matrimonio de jubilados era "muy conocido" en la localidad y que no se explican lo sucedido. 

"Nadie se lo podía esperar, tiene que responder a un arrebato sin sentido" porque el presunto agresor "no era una persona violenta", subrayaron las mismas fuentes, que negaron la relación de estos hechos con algún problema psicológico, económico o con alguna adicción.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios