Detenido en Valencia el gerente de un club deportivo por abusos a menores

  • Las víctimas, con edades comprendidas entre 10 y 15 años, superan la veintena

Un hombre de 60 años, gerente de un club deportivo de Paterna (Valencia), ha sido detenido como supuesto autor de abusos sexuales a varios menores que utilizaban esas instalaciones. La detención se produjo el lunes, según fuentes municipales, que informaron además de que se trata del club Peñacañada, donde el individuo trabaja desde hace 25 años.

Las denuncias "superan la veintena", y las víctimas tenían entre diez y quince años "cuando empezaron a sufrir este tipo de agresiones", según el delegado del Gobierno en la Comunidad valenciana, Ricardo Peralta. El delegado precisó no obstante que, a día de hoy, no tienen constancia de que las denuncias presentadas "sean todas", y reconoció que "podría haber más".

Peralta pidió "el máximo de responsabilidad por parte de todos para proteger la intimidad de los menores víctimas de este suceso", y rechazó "entrar en detalles" sobre el tipo y el nivel de las agresiones. Asimismo, destacó la "celeridad" en la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y reivindicó que la protección de los menores es, "sin duda", un objetivo "prioritario" para el Gobierno. Peralta explicó que, "tan pronto como se tuvo conocimiento" de los hechos, "inmediatamente, y tras la presentación de las denuncias y la confirmación de la seriedad de los hechos, se procedió a la detención de la persona a la que se le acusaba".

Por su parte, el presunto agresor negó que cometiera estos hechos y aseguró que es inocente, según informaron fuentes cercanas al caso. El hombre llegó sobre las 18:00 al juzgado de primera instancia e instrucción número 1 de Paterna para prestar declaración, después de que estuviera en las instalaciones de la comisaría de la localidad desde el pasado lunes, cuando fue detenido. Según su letrado, su representado afirma que es inocente y que no cometió los hechos que se le imputan.

El hombre, que llegó al juzgado con la cara tapada y sin hacer declaraciones, recibió una llamada el lunes de la Policía por la que se le requería que acudiera a la comisaría para prestar declaración, puesto que unos padres le habían denunciando por abusar supuestamente de su hijo.

Entonces, el hombre acudió voluntariamente hasta estas dependencias, según indicaron las mismas fuentes y, tras prestar declaración, quedó retenido hasta la tarde de ayer, en la que pasó a disposición judicial.

En total, declararon entre 10 y 12 niños, aunque no se descarta que las denuncias interpuestas contra el acusado ronden las 30. La mayoría de los menores, de entre 11 y 13 años, reconocieron que el hombre les realizó tocamientos en una caseta ubicada en el interior del club social, a algunos hace ya varios años, cuando tenían entre cuatro y cinco. Otros, sin embargo, tan sólo aseguraron haber sido testigos de esos abusos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios