La DGT pilla en dos semanas a casi 300 conductores con auriculares

  • Según los datos de la DGT disminuye levemente el número de conductores que hablan por el móvil mientras conducen y crece un 23% el uso de manos libres

La distracción al volante se asocia a prácticas como el uso del móvil, encender un cigarrillo o manipular el navegador con el coche en movimiento. Pero bastante más negligente puede resultar para la pérdida de atención el uso de auriculares, dispositivo que directamente anula el sentido del oido, fundamental para conducir un vehículo. Al parecer, no se trata de un comportamiento insólito ya que en dos semanas los agentes de la Guardia Civil de Tráfico han pillado y, obviamente, denunciado a casi 300 conductores que iban con auriculares.

Como resultado de su última campaña de vigilancia de las distracciones al volante, la DGT ha concluido que ha disminuido lígeramente el número de conductores que hablan por el móvil mientras conducen --menos del 1 por ciento-- y crece un 23 por ciento el uso de manos libres.

Según el balance publicado hoy, durante los quince días (12 al 25 de noviembre) de duración de la campaña de control y vigilancia del uso del teléfono móvil puesta en marcha por la DGT, los agentes de la agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han denunciado a 6.625 conductores por hablar por el móvil mientras conducían. Se trata de un 0,80 por ciento de los vehículos controlados, dos décimas menos que el año pasado.

Esta cifra, ligeramente inferior a la del año pasado, demuestra --según subraya Tráfico en un comunicado-- que la sociedad, cada vez es más consciente del peligro que supone hablar por el teléfono mientras conduce, aunque todavía queda un reducto de conductores que no sólo pone en peligro su vida, si no la de los demás, cuando llevan a cabo conductas como las que se han controlado durante esta campaña. Según diversos estudios, el uso del teléfono móvil es un factor que multiplica por cuatro el riesgo de sufrir accidentes.

En total se han controlado en las carreteras españolas, a excepción de las de Cataluña y País Vasco, que tienen las competencias transferidas, más de 800.000 vehículos, 100.000 más que en la campaña de control realizada en noviembre del pasado año, de los que 113.716 han sido parados.

Además de controlar el mal uso del teléfono móvil durante la conducción e informarles de la infracción que estaban cometiendo, los agentes también han vigilado la utilización que se hacía de los cascos o auriculares conectados a receptores. En total han sido 293 personas las denunciadas por hacer uso de estos dispositivos.

Como se anunció al comienzo de la campaña, además del uso del móvil también se vigilarían otras conductas que provocan distracción, como manipular el CD, fumar o hacer un mal uso del navegador, dispositivo muy útil de ayuda al conductor, pero que en ocasiones, puede suponer un peligro claro de accidentes cuando son manipulados durante la marcha. En total han sido 737 conductores los que han sido denunciados por estos motivos durante la conducción.

Las distracciones son la segunda causa de siniestralidad vial en nuestro país, la mayoría de ellas, fácilmente evitables y que supondrían una drástica disminución de los accidentes de tráfico y por ende de fallecidos.

Otra de las consecuencias que se pueden obtener de la campaña llevada a cabo por la DGT es el aumento de conductores que utilizan el dispositivo manos libres --alrededor de un 23 por ciento--, conducta que provoca la pérdida de capacidad de concentración necesaria para conducir: no se mantiene una velocidad constante, la distancia de seguridad no es suficiente con el vehículo que circula delante y el tiempo de reacción aumenta considerablemente entre medio y dos segundos, dependiendo del conductor.

Hasta finales de octubre, se han producido 1.610 accidentes de tráfico, de los cuales, la falta de atención ha estado presente en 614 (38%) causando 677 fallecidos y 570 heridos.

Los conductores denunciados por "conducir utilizando cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, el uso durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil o cualquier otro medio o sistema de comunicación que implique su uso manual" han incurrido en una infracción grave que acarrea una multa de 150 euros y la detracción de tres puntos tal y como se recoge en el artículo 65 de la Ley de Seguridad Vial.

En los dos primeros años de aplicación del Permiso por Puntos, el 14% de las denuncias formuladas lo fueron por utilización del móvil durante la conducción, convirtiéndose así en el tercer factor por tipos de denuncias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios