La Cumbre de Poznan impulsa la Agencia Internacional de Energías Renovables

  • La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, y sus homólogos de Dinamarca y Alemania han han subrayado la importancia de esta agencia que será una realidad el próximo año.

Comentarios 1

La Cumbre del Clima de Poznan ha dado hoy un impulso a la Agencia Internacional de Energías Renovables (IRENA), que fomentará y acelerará el desarrollo mundial de todas las energías renovables de uso sostenible, y que será una realidad el próximo año.

La ministra de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino, Elena Espinosa, y sus homólogos de Dinamarca y Alemania han participado hoy en un acto en el marco de la Convención de Naciones Unidas sobre Cambio Climático, en el que han subrayado la importancia de esta agencia, una iniciativa del Gobierno alemán, que España ha apoyado desde el principio.

Espinosa ha demandado que la crisis no sea un impedimento para destinar recursos a las energías renovables, ya que invertir en este sector es "invertir en economía real, en innovación y en creación de empleo" y se ha mostrado convencida de que IRENA "será una realidad en 2009".

Aunque España opta a ser sede de este organismo, la ministra ha asegurado en declaraciones a los medios, que aún no ha presentado oficialmente su candidatura.

Ha recordado que, según datos de la Agencia Internacional de la Energía, la demanda actual se incrementará un 45 por ciento en 2030, lo que marcará el perfil del modelo energético del Planeta los próximos 30 o 40 años, en el que las "energías renovables deben jugar un papel protagonista".

Espinosa ha lamentado que, a pesar de su enorme potencial, el aprovechamiento que se ha hecho hasta ahora de ellas ha sido escaso, lo que ha achacado a "barreras" como la falta de capacitación para gestionar el acceso de estas energías al sistema energético y de una regulación adecuada que incentive la inversión, lo que IRENA puede suplir.

Ha explicado que esta agencia contribuirá a mejorar e impulsar la transferencia de tecnología y conocimiento a través de sus actividades, ofreciendo apoyo práctico a los países miembros que permita identificar los mecanismos adecuados, no solo en lo que respecta a la implantación tecnológica, sino también al mantenimiento sostenible de dichas aplicaciones en el largo plazo.

La conferencia fundacional se celebrará los próximos 26 y 27 de enero en Bonn (Alemania), en la que serán firmados los estatutos.

Uno de los objetivos de la agencia es contribuir a cerrar la brecha entre el gran potencial de las renovables y su relativamente pequeña cuota de mercado actual, lo más rápidamente posible.

Por su parte el Secretario General de la ONU, Ban Ki-Moon, afirmó que el mundo debe evitar retrocesos en la lucha contra el calentamiento global y elaborar un 'New Deal' verde para resolver las crisis económica y ecológica. Así de rotundo se mostró durante la inauguración del tramo ministerial de la Cumbre del Clima .

"Debemos volver a comprometernos urgentemente con nuestra causa", aseguró Ban Ki-Moon ante 100 ministros de medio ambiente que estos días trabajan en los detalles sobre un nuevo tratado de lucha contra el calentamiento global. Por ello, Ban Ki-Moon apostó por un 'New Deal' verde inspirado en el 'New Deal' promovido por el presidente Franklin Roosevelt y que puso fin a la gran depresión de la década de 1930.

"No puede haber retrocesos en nuestros compromisos con la bajada de las emisiones de carbono", anunció Ban Ki-Moon, quien recordó que el pasado año se trabajó para elaborar un nuevo pacto que se firmara antes de finales de 2009 y que sucediera al Protocolo de Kioto en la lucha contra el calentamiento global.

En su intervención, el Secretario General de la ONU instó a luchar contra el calentamiento global, especialmente al presidente norteamericano electo, Barack Obama, y a los miembros de la Unión Europea, que actualmente celebra en Bruselas una reunión que trata de romper detallar su plan para reducir, para el año 2020, un 20% las emisiones de 1990.

En cuanto a Estados Unidos, Ban Ki-Moon aseguró es alentador escuchar que la nueva administración de Obama planea "situar la energía alternativa, el medio ambiente y el cambio climático en el centro de la definición de seguridad nacional, recuperación económica y prosperidad".

Pero estas conversaciones se ven ensombrecidas por las preocupaciones sobre la recesión, para lo que Ban Ki-Moon también ha tenido palabras. "Si, la crisis económica es grave. Sin embargo, en lo que se refiere al cambio climático, los riesgos son mucho mayores. La crisis climática afecta a nuestro potencial de prosperidad y a la vida de las personas, tanto ahora como en el futuro", explicó.

En este sentido, Ban Ki-Moon aseguró que ambas crisis, la económica y la climática, suponen una "gran oportunidad" para orientar ambos desafíos de forma simultánea y recalcó que la gestión de la crisis financiera requiere un estímulo global masivo. "Necesitamos invertir más para conseguir que parte de esa inversión se haga en un futuro verde", dijo el máximo responsable de la ONU

Estas conversaciones de Poznan marcan la mitad del camino en el proceso de reforma iniciado durante las conversaciones el año pasado en Bali, y se presenta como la antesala de Copenhague. "El próximo año es el año del cambio climático. Nos quedan sólo doce meses para Cophenague", enfatizó Ban Ki-Moon. En este sentido, señaló que la cumbre de Poznan debe afrontar tres desafíos: un plan para las negociaciones del próximo año; un esquema sobre los elementos críticos de la visión a largo plazo; y un recompromiso de todos en la urgencia de esta causa.

Por ello, insistió en que la crisis económica es "seria", aunque precisó que mayores son los riesgos cuando se hablas de cambio climático. "Debemos mantener el cambio climático en el 'top' de nuestras agendas políticas. No podemos echarnos atrás en nuestro compromiso con un futuro bajo en carbono", insistió.

Negociaciones con los ecologistas

Por su lado, los grupos ecologistas que siguen en primera línea las negociaciones están cada vez más "decepcionados y frustrados" por el desarrollo de las discusiones que deben preparar el terreno para alcanzar un acuerdo internacional contra el cambio climático que sustituya al Protocolo de Kioto a partir de 2012. Así lo manifestaron los portavoces españoles de las organizaciones WWF/Adena y Ecologistas en Acción, Heiki Mesa y Pablo Cotarelo, respectivamente.

"El problema es la decepción de los países en desarrollo por el escaso papel que está jugando la UE, en un momento en que Estados Unidos no puede jugar ningún papel", explicó Mesa, que aseguró que no se han producido avances sustanciales respecto a la Cumbre de Bali de hace un año y que sólo existe una muy vaga referencia a la intención de algunos países en desarrollo, que desde luego no son India y China, de reducir su aumento de emisiones de CO2, como es el caso de México.

En la misma línea, Cotarelo lamentó que los discursos institucionales de los ministros responsables de Medio Ambiente incidan una y otra vez en la necesidad de atacar el cambio climático, mientras que cuando llegan a las negociaciones su actitud es "muy distinta. "En general, hasta que llegan los ministros no suelen desbloquearse los temas, pero en esta ocasión las cosas van más lentas de lo habitual", explicó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios