Comienzan las negociaciones para liberar al periodista español secuestrado en Somalia

  • Uno de los raptores confirma que tanto José Cendón como el otro reportero británico se encuentran en buen estado de salud.

Los captores del periodista español, José Cendón, y su colega británico, Colin Freeman, afirmaron este martes que han comenzado las negociaciones para concretar el coste de su puesta en libertad, según dijo Salah Hajji, uno de los componentes de la banda de secuestradores.

"Nuestro grupo negociará hoy el precio del rescate", declaró Hajji a Efe en conversaciones telefónicas, quien afirmó que ambos rehenes se encuentran en buen estado de salud.

Aunque Hajji no confirmó con quién están tratando, la propietaria de una tienda en la población rural de Gal-Gala que no quiso revelar su identidad y a la que acuden los captores frecuentemente en busca de alimentos, dijo que están manteniendo conversaciones con "familiares en Londres".

Después de una semana de captura, Cendón y Freeman fueron trasladados por los secuestradores ayer a otro lugar, según informaron nómadas de las montañas de Sanaag, donde la Policía afirma que están retenidos.

Mientras, efectivos de las fuerzas de la región semi autónoma de Puntlandia regresaron hoy a la ciudad de Bossaso después de una semana de investigaciones en la zona montañosa, donde han estado buscando testigos del secuestro que puedan dar detalles de los hechos.

"No estamos cansados, seguimos con nuestra operación y continuamos buscando a los secuestradores", declaró el portavoz de la Policía de Bossaso, el coronel Abshir Abdi Jama.

De momento, según Muse Gele, el gobernador de la región de Bari, situada al sudeste de Bossaso y vecina de Sanaag, cinco personas han sido arrestadas en relación con la captura de los periodistas.

Gele acusó de estar involucrados en el secuestro de Cendón y Freeman a sus dos intérpretes, a los que identificó como Awaale Jama Salad y Muqtra Said Omar.

El ministro de Información del Gobierno autónomo de Puntlandia, Abdirahman Mohamed Bankah, condenó el pasado viernes el secuestro, aunque puntualizó que, a su llegada a Bossaso, los informadores no admitieron escolta policial y la contrataron con una milicia desconocida preparada por sus traductores.

Cendón y Freeman estaban en Bossaso preparando un reportaje para el diario británico "Daily Telegraph" sobre los piratas somalíes, que tienen sus refugios en Puntlandia, una zona en la que más de 70 embarcaciones han sido secuestradas a lo largo del presente año.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios