Clamor mundial por los derechos de "los despojados de su dignidad"

  • Organizaciones sociales piden más implicación al Gobierno ante el drama de los que buscan una vida mejor

En nombre de las 1.500 personas que murieron al intentar cruzar el Mediterráneo en busca de un futuro mejor y de las miles de personas que viven en Europa "despojadas de su dignidad", organizaciones sociales reclamaron ayer una mayor implicación del Gobierno en la defensa de los derechos humanos.

Con motivo de la celebración ayer del Día Internacional de los Derechos Humanos, organizaciones como Cáritas alertaron del sufrimiento "de miles de personas" en Europa que se encuentran "completamente despojados de su dignidad y sus derechos".

"Tanto los estados miembros como la Unión Europea en su conjunto siguen sin salvaguardar los derechos humanos en ámbitos tales como la migración, las políticas sociales y la cooperación internacional al desarrollo", denunció Cáritas Europa en un comunicado concretamente. Así, se refirió a las personas que "están muriendo de hambre porque proteger un libre mercado basado en la especulación con los alimentos parece ser más importante que garantizar la seguridad alimentaria para todos".

"En nombre de las familias separadas a las que no se les permite reunificarse" y de quienes murieron "intentando llegar a Europa para tener una vida mejor" o viven en situación de irregularidad "sin derechos reconocidos", hacemos un llamamiento a los líderes europeos a asumir sus compromisos en materia de derechos humanos. En este sentido, el ex representante de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) Agni Castro informó de que unas 1.500 personas perdieron la vida en 2011 intentando cruzar el Mediterráneo hacia una vida mejor.

Castro llamó así la atención sobre las emigraciones que se hacen desde África, en pateras, hacia países del Mediterráneo y resto de Europa, pero también sobre las que tienen lugar desde Sudamérica hacia Estados Unidos, en los denominados "trenes de la muerte".

Por otro lado, Amnistía Internacional (AI) denunció "el uso excesivo de la fuerza" en algunos países como Grecia, Rumanía o España, actuaciones que restringen el derecho de manifestación.

Además, lamentó la decisión del Tribunal Supremo de impedir que se avance en las investigaciones de crímenes internacionales cometidos durante el franquismo y la Guerra Civil.

En este sentido, la Asociación para la Recuperación de la Memoria Histórica dirigió una carta a los diputados para solicitar la creación de una Comisión Permanente de Derechos Humanos en el Congreso "que escuche a la sociedad civil" y que "ayude a resolver entre otras cosas las numerosas consecuencias de la dictadura franquista que sufren todavía miles de familias".

En el Congreso -explicó la ARMH- no existe una Comisión de Derechos Humanos. "Resulta difícil de creer si se conoce la realidad de un Estado que tiene a 113.000 desaparecidos de una dictadura".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios