Cae en Madrid una banda búlgara que robaba en cajeros automáticos

  • La Policía asegura que los integrantes de la organización, compuesta por porteros, boxeadores y ex militares, eran "violentos" y "muy peligrosos".

Una banda dedicada al robo en cajeros automáticos, con tarjetas copiadas en España e Italia, fue desarticulada por la Unidad de Droga y Crimen Organizado (Udyco). A los detenidos, todos de nacionalidad búlgara, se les imputan un total de 120 delitos de falsificación de moneda, robo con fuerza y estafa. El grupo estaba formado por ex militares búlgaros, porteros de discoteca y boxeadores profesionales, según la Jefatura Superior de Policía de Madrid. El líder de la organización, Ivaylo V., de 38 años, había logrado reclutar a hombres muy corpulentos, que la Policía define como "violentos" y "muy peligrosos". Los agentes incautaron un total de 2.500 tarjetas de crédito, ordenadores portátiles, un grabador de tarjetas, tres módems USB, cerca de 19.000 euros, pasamontañas, una pistola simulada y seis documentos de identidad falsos.  

El grupo XX de la Udyco de Madrid comenzó la investigación el pasado mes de septiembre, cuando fueron alertados por varias entidades bancarias de que un grupo se dedicaba a copiar tarjetas y números pin a través de la instalación de dispositivos electrónicos en los cajeros automáticos. Tras conocer este dato, los investigadores siguieron el rastro de esta célula gracias a la información obtenida en una operación similar desarrollada en octubre contra cuatro ciudadanos búlgaros. Entonces, la Policía les detuvo en el momento en el que procedían a retirar de un cajero dispositivos para la copia de tarjetas.  

Las investigaciones pudieron averiguar que se trataba de una banda integrada por ciudadanos búlgaros, y que todos ellos habían sido militares, boxeadores profesionales o porteros de discoteca. La banda recibía los datos y la información obtenida de los dispositivos de clonación que instalaban en los cajeros, y a continuación volcaba los datos en unas tarjetas que denominaban "blancas" o "vírgenes", según la Policía, y que les permitía obtener tarjetas con las que realizaban las extracciones en cajeros de toda la región madrileña.

Debido a la corpulencia de los individuos que integraban la banda, la Policía los calificó de "violentos" y "muy peligrosos". El líder de la organización, Ivaylo V., de 38 años, había conseguido reclutar a todo un ejército de hombres capaces de robar en cientos de cajeros automáticos, y hacerse con cantidades de dinero que todavía no han sido calculadas en su totalidad, si bien la Policía encontró 19.000 euros en efectivo durante el registro de una de las viviendas que utilizaban para la clonación de tarjetas. 

Los agentes habían planeado las detenciones hace unos días, pero detectaron que el cabecilla de la banda pretendía abandonar el país en breve, por lo que decidieron adelantar los arrestos. Por tanto, el 9 de diciembre, los agentes detuvieron al líder, Ivaylo V., de 38 años; Marin G, de 46 años; Deyan G., de 35 años; y Vasil P., de 23 años. Además, los agentes registraron tres pisos, uno de ellos situado en el barrio madrileño de San Blas, otro en La Latina y un tercero en el municipio de Leganés. 

En ellos decomisaron 2.500 tarjetas grises de banda magnética, diversos papeles con anotaciones de números pin, tres ordenadores portátiles y uno de sobremesa, un grabador de tarjetas, tres módems USB, cerca de 19.000 euros en efectivo, pasamontañas, una pistola simulada y seis documentos de identidad falsos. Además, según los investigadores, uno de los detenidos formaba parte de una asociación de ex militares búlgaros, y pudieron saber que realizaban transferencias de dinero a un general de dicha asociación. Ahora, los agentes investigan si esta organización se financiaba con fondos procedentes de actos ilícitos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios