La CE espera a conocer los análisis antes de retirar el vacuno irlandés

  • Insiste en que en el caso de la ternera el riesgo de contaminación por dioxinas "no es inmediato" para el consumidor y es inferior que con del cerdo, pues los piensos infectados suponen una proporción menor de la dieta

La Comisión Europea (CE) ha afirmado este miércoles que por el momento no se puede ordenar a los países que retiren el vacuno de Irlanda del mercado, pues espera a saber si los análisis confirman que se han exportado o no partidas de carne de animales contaminados con dioxinas.

La portavoz comunitaria de Sanidad, Nina Papadoulaki, dijo en rueda de prensa que "se analizan las reses de vacuno que fueron sacrificadas en septiembre" en Irlanda, tras confirmar el Gobierno de ese país que hay explotaciones de bovino contaminado con dioxinas.

Señaló que de las 38 granjas de bovino en las que los animales comieron pienso infectado con dioxinas, se conocen los test en 11 explotaciones y por el momento sólo tres de ellas hay contaminación con estas sustancias tóxicas.

Según la portavoz, si se comprueba que ha salido carne de esas tres explotaciones a otros Estados comunitarios o a países terceros, la CE informará por el "sistema de alerta rápida" mediante el cual Bruselas comunica a los Veintisiete cuando en un punto de la UE hay un problema de seguridad alimentaria.

"Si tenemos ese escenario, los países tendrán que retirar los productos del mercado, pero estamos pendientes de los análisis del laboratorio y no hay que exagerar", explicó Papadoulaki.

Desde la CE insistieron en que en el caso de la carne de ternera el riesgo de contaminación por dioxinas "no es inmediato" para el consumidor.

La portavoz señaló que es inferior que en el caso del porcino, pues los piensos infectados con esas sustancias tóxicas suponen una proporción menor de la dieta del vacuno que de la los cerdos.

La CE pidió a los países que incrementen sus controles a las importaciones de cerdos, tras las detección de dioxinas en porcino de Irlanda, el pasado fin de semana; España no ha adquirido carne de cerdo irlandesa.

La portavoz indicó que las 38 explotaciones de vacuno afectadas por el exceso de las dioxinas están "bloqueadas" al igual que las canales de bovino y se esperan más análisis.

Bruselas insistió en que Irlanda ha tomado todas las medidas necesarias para impedir que llegue a los consumidores carne contaminada con dioxinas.

Los jefes veterinarios de los Veintisiete discutirán hoy las últimas informaciones sobre la contaminación con dioxinas del ganado en Irlanda y las medidas tomadas.

Asimismo, los representantes de la UE y la CE discutirán un informe de la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (AESA) sobre los riesgos para la salud humana o animal que puede suponer la presencia de dioxinas en carne de cerdo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios