Bruselas dice que España no importó carne contaminada de Irlanda

  • La Comisión Europea prepara para este miércoles un informe urgente con el fin de evaluar los riesgos que existen para la salud por las dioxinas en los productos del cerdo

La comisaria europea de Sanidad, Androulla Vassiliou, confirmó ayer que España no está entre los países que podrían haber importado carne de cerdo de Irlanda contaminada con dioxinas.

Según Bruselas, son 22 los países que han importado carne de cerdo que "podría estar contaminada con dioxinas, posiblemente" y de ellos 13 pertenecen a la UE, mientras que 9 no son comunitarios; España no figura entre los estados afectados.

Sin embargo, la Autoridad irlandesa de Seguridad Alimenticia (FSA) confirmó ayer en Dublín que la carne contaminada, así como todos sus productos derivados, como las salchichas, ha sido exportada a unos 25 países en todo el mundo.

España no ha importado por canales directos partidas de esa carne de Irlanda, según declaró ayer en Onil (Alicante) el ministro de Sanidad, Bernat Soria, quien añadió que su departamento y las comunidades autónomas hacen un seguimiento exhaustivo para detectar si ha llegado por vías pequeñas de distribución. Soria recordó que España es exportadora de porcino, "por lo que es poco previsible que hayan entrado" partidas de esta carne.

La CE y los países que han adquirido la carne irlandesa analizaron ayer, por videoconferencia, los últimos datos ante la alarma por la presencia de altos índices de dioxinas en productos porcinos de Irlanda.

Entre los 13 países de la UE que han importado carne irlandesa figuran Bulgaria, Italia, Alemania, Holanda, Polonia, Suecia, Bélgica, Dinamarca, Estonia, Francia, Portugal, Chipre y el Reino Unido; los otros 9 son Estados Unidos, Japón, Rusia, Singapur, Suiza, Hong Kong, China, Canadá y Corea.

En la reunión participó también la Autoridad Europea para la Seguridad Alimentaria (AESA), que prepara un informe urgente, previsto para el miércoles, con el fin de evaluar los riesgos para la salud por las dioxinas en la carne de cerdo y otros productos derivados.

Bruselas considera que Irlanda "ha hecho más de lo suficiente" y que a fecha de hoy las medidas de control bastan, pero en cualquier caso sigue vigilando la situación y, si es necesario, la UE aprobará otras nuevas, según declaró ayer la comisaria.

Irlanda anunció el sábado la retirada de todas las partidas de cerdos sacrificados después del 1 de septiembre, pues fue a partir de esa fecha cuando se detectaron altos índices de dioxinas en los desechos animales, si bien no toda esa carne está contaminada.

Las autoridades de Dublín han restringido el movimiento de cerdos en las granjas afectadas y está previsto que miles de sus animales sean sacrificados en los próximos días.

Por su parte, los productores de cerdo en Irlanda pidieron ayer ayuda de emergencia al Gobierno de al menos 100 millones de euros para intentar paliar los efectos de la crisis generada por la contaminación de la carne, puesto que algunas empresas han tenido que despedir temporalmente a sus trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios