Sin presión y con espacios

  • El líder de la liga serbia, peligroso a la contra con Tosic y Diarra

Asomará esta noche por la bocana de vestuarios de Nervión un equipo con pedigrí europeo. Un equipo que llegó a ser finalista de la Copa de Europa en 1966 y cayó ante el Real Madrid ye-yé de Amancio. El Partizan de Belgrado es alguien para todo buen aficionado al fútbol, por mucho que el fútbol serbio ande ahora a media luz. Su odiado vecino, el Estrella Roja, sí que alzó la copa de las grandes orejas a principios de los noventa ante el Olympique de Marsella, pero hoy, quien ostenta la hegemonía en el país balcánico es el Partizan, líder del campeonato a pesar de perder el pasado fin de semana ante el modesto Borac por 1-0. Goza de cinco puntos de ventaja sobre la Vojvodina, su último rival antes del parón invernal, y siete sobre el Estrella Roja. El Partizan es el actual campeón de liga y copa, y viene de la previa de la Champions; en su palmarés lucen 20 ligas y 10 copas.

Llega sin posibilidad alguna de seguir en la UEFA tras perder ante Sampdoria (1-2) y Standard (0-1) en casa, y caer también en Stuttgart (2-0). No obstante, aseguran que hoy tratarán de lavar su imagen a costa del Sevilla.

¿Cuáles serán sus armas? La velocidad al contragolpe, ante todo. Los jugadores más cualificados del joven equipo son el volante zurdo Tosic, que parte de la izquierda para meterse en zonas interiores, trazar diagonales y buscar su fuerte pegada, y el delantero senegalés Lamine Diarra, que se mueve mejor con espacios que en situaciones estáticas. El africano se descuelga con soltura hacia las bandas, abre espacios y llega, al estilo de Mbokani, el autor del gol del Standard ante el Sevilla. Alternativa en ataque es el corpulento Cadikovski.

Hoy faltará el brasileño Juca, medio centro titular, el que da equilibrio, realiza las coberturas y aporta agresividad en la media. Detrás, su hombre más importante es Obradovic, que vuelve tras cumplir su sanción ante el Standard.

Su técnico, el ex jugador Jokanovic -el del Tenerife y el Oviedo, entre otros-, dispone un 4-4-2, que suele cambiar a un 4-2-3-1 cuando juega fuera de casa.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios