"Este árbitro me pone nervioso"

  • Spahic, con su limitado castellano, expresa a la perfección el sentir de la plantilla

La actuación de Muñiz Fernández fue el tema recurrente en las declaraciones de los futbolistas del Sevilla, que se marchan al menos con un punto en el zurrón pero muy enfadados con la actuación del colegiado.

A pie de campo era Negredo el que hablaba y el que prefería quedarse con lo positivo del partido: "Después de todas las circunstancias por las que pasamos en el encuentro, supimos sobreponernos y un punto es muy positivo". Rápidamente fue cuestionado por el árbitro, una pregunta para la que el vallecano prefirió tomar aire antes de responder y morderse la lengua: "Me voy a calentar, así que mejor no hablo del árbitro, que puede ser peor. Le hemos dicho que había pitado y él decía que no. Al final con su decisión ha condicionado todo el encuentro porque jugamos más de la mitad con un jugador menos".

En cuanto a la situación clasificatoria del Sevilla y la crisis de resultados, Negredo prefiere ver el vaso medio lleno: "No logramos la victoria, pero el equipo peleó hasta el final. En casa, salvo el partido con el Valladolid, estamos haciendo las cosas bien y ahora tenemos que pensar en sacar el partido ante el Málaga".

Emir Spahic también habló sobre el árbitro y pese a que el idioma aún le cuesta, definió el sentir del vestuario: "Me pone un poco nervioso como ha pitado el árbitro este partido, interrumpiendo mucho nuestro juego y no se puede expulsar a un jugador así".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios