Perotti no está roto; Rakitic, tres semanas

  • Alivio para el argentino, que podría estar en Anoeta después de que se temiera una nueva rotura de fibras.

Buena noticia en la enfermería del Sevilla. Perotti suspiró de alivio al conocer el resultado de las pruebas médicas a las que se sometió en la mañana de este lunes, porque el diagnóstico sobre su nuevo problema muscular es de un simple edema, sin rotura, en la zona de los isquiotibiales. El propio Míchel se había temido lo peor en la rueda de prensa posterior a la derrota ante el Málaga, partido que Perotti concluyó lesionado dado que ya estaban hechos los tres cambios y el equipo jugaba con diez por la expulsión de Fazio. En cambio, Rakitic vio confirmada la distensión del ligamento lateral externo de su tobillo y estará unas tres semanas de baja.

Los distintos problemas musculares que había venido sufriendo Perotti encendieron las alarmas sobre la posibilidad de que se hubiese roto de nuevo. Pero no fue así, el propio jugador se empecinó en seguir sobre el campo ante el Málaga pese a que notó un tirón en el muslo distinto al de la anterior lesión, que era el izquierdo. Según el parte, el argentino sufre un "edema en región distal del músculo semitendinoso derecho, y no existe rotura fibrilar". Así pues, y dependiendo de su evolución, el jugador podría estar disponible para Anoeta, ya que no está descartado para el jueves, según el mismo parte, aunque es probable que Míchel no quiera forzarlo.

En el caso de Rakitic, no podrá reaparecer al menos hasta la vuelta copera con el Mallorca, el 9 de enero. El esguince del ligamento lateral externo del tobillo izquierdo, con afectación de sindesmosis y tendones extensores, le impedirá jugar en Anoeta y contra Osasuna tras el parón, el 5 de enero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios