Caparrós recibe al Sevilla en la picota

  • El Mallorca se agarra a la Copa como salidero de su angustiosa situación, tras sumar sólo 2 de 30 puntos.

Comentarios 2

El encuentro del miércoles en Son Moix entre el Mallorca y el Sevilla será una dura prueba para Joaquín Caparrós. Después de que su equipo cayera en la mañana de ayer goleado en Valencia ante el Levante, el técnico utrerano se encuentra en la picota. Muy atrás queda el enorme respaldo que encontró este verano por parte de la directiva bermellona, cuando fue renovado como el hombre en el que depositar toda la confianza. La realidad es la siguiente: su equipo sólo ha sumado dos puntos de los últimos 30 y en Son Moix se ha encendido la luz roja.

Por ello, la Copa se le presenta al ex técnico sevillista como una buena oportunidad para reivindicar su figura y el trabajo que viene realizando en el Mallorca. Ayer se expresó así tras ser goleado por el Levante: "Todo el equipo quiere salir de esta situación con el esfuerzo y la suma de todos. No estamos muertos, este quipo sigue muy vivo. Estamos muy unidos y entre todos vamos a sumar y sacar la situación adelante. Nos queda mucha sangre aún. El equipo volverá a recuperar su alma". Cabe esperar una conjura precisamente ante el Sevilla, al utrerano y su equipo no les queda otra.

El Mallorca ganó sus tres primeros partidos de Liga en casa y ya no ha vuelto a hacerlo, ni dentro ni fuera. Su mala racha se inició en la sexta jornada, con derrota por 1-0 en Getafe, con una temprana y decisiva roja a Ximo. Desde entonces sólo ha empatado dos partidos, en Vigo y en casa ante el Zaragoza. Y en la Copa eliminó al Deportivo con dos empates (1-1 y 0-0).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios