Liga de campeones

Berizzo y la gente con energía

  • El técnico argentino no esconde el plan contra el Liverpool y pide que no sea un partido alocado.

El entrenador del Sevilla, Eduardo Berizzo, diseccionó este lunes la cita contra el Liverpool con la confianza en el juego de los suyos y la seguridad de tratar de alcanzar un resultado que conlleve la consecución del primer objetivo de la temporada para los suyos, que es estar en los octavos de final de la Liga de Campeones.

La primera pregunta era obligada para el argentino y tenía que ver con aquel 2-2 en Anfield. "El partido en Liverpool fue de una transición rápida hacia su ataque y también nos hizo sufrir esa velocidad. Ésa es una cosa a tener en cuenta mañana, una de las claves del partido es el uso correcto del balón y la profundidad, para impedir que ellos puedan correr hacia nuestra portería. La elaboración deberá ser ajustada, precisa, que el balón lo perdamos lo más arriba posible e impedir que el Liverpool salga hacia nuestro portería con velocidad para sorprendernos".

No tarda mucho en surgir el nombre del egipcio Salah por su buen momento goleador, aunque Berizzo prefiere pensar en los suyos. "Es un futbolista muy rápido, muy vertical, cuando Firmino se tira atrás él aprovecha esa diagonal. Es un poco lo que hizo Iago el sábado en el Celta y eso le puede servir de aprendizaje a Escudero. Cuando arma su juego hacia delante se vuelve muy peligroso, pero la línea defensiva debe escalonarse para llegar a las ayudas en los uno contra uno y anteriormente perder el balón mucho más arriba para que nos coja colocados".

En el choque de Inglaterra, hubo un roce con el banquillo rival cuando Berizzo fue expulsado y uno de sus ayudantes se enfrentó a Jürgen Klopp, pero el entrenador sevillista siempre saca su lado tranquilo ante la prensa: "La relación en Liverpool fue muy cordial, mi expulsión obedeció a un comportamiento personal impropio y ya pedí allí disculpas. Será un placer enfrentarme a un gran equipo con un gran entrenador, eso nos estimula a intentar vencerlos".

Este tipo de partidos es un combustible inagotable y me hace sentir un privilegiado"

Siempre deja alguna pista sobre la alineación Berizzo y esta vez no es menos. "Será un partido de mucha exigencia, de mucho desgaste y el plan tiene que ver con presionarlos e incomodarlos. Está claro que para eso se necesita gente con energía", apuntaba. Y de ahí a la trascendencia de dos futbolistas del más alto nivel en su plantilla. "Jugadores como N'Zonzi o Banega son los reguladores del juego. Aunque todos los demás futbolistas de arriba también corren hacia delante, ellos son los reguladores del juego y mañana será importante elegir la velocidad cuando interese y también la pausa cuando convenga. Lo que hay que evitar es perder la pelota imprudentemente dentro de las dos facetas, porque el Liverpool no te lo perdona".

La opción de meterse en los octavos de final está ahí y eso supondría cerrar el primer objetivo de la temporada para los sevillistas. "Tenemos una gran oportunidad de certificar nuestro primer objetivo y lo vamos a intentar contra un gran rival, pero apoyados en nuestro público tiene que estar un poco más cerca. El resultado dejará eso, pero debemos ser inteligentes y no jugar un partido alocado y acelerado, debemos ejecutarlo con equilibrio".

¿Qué supone para Berizzo un partido de este nivel? "Nuestra profesión conlleva una gran presión y repercusión, pero cuando me enfrento a partidos así recuerdo otras épocas en mi carrera y la ilusión que me hacían este tipo de partidos. Eso es un combustible inagotable para cualquier profesional y supone poder sentirme un privilegiado por un partido así".

Berizzo se protege del sol mientras habla con algunos de sus jugadores. Berizzo se protege del sol mientras habla con algunos de sus jugadores.

Berizzo se protege del sol mientras habla con algunos de sus jugadores. / Juan Carlos Vázquez

Alguien cuestiona entonces sobre si empatar es bueno: "Puede convenirnos el resultado, pero en un plan inicial y en la planificación nunca imagino acomodarme a este resultado. El trámite, el desarrollo del juego, puede llevarte a que interese ese empate, pero en un inicio el plan es salir a ganar".

Y, para acabar, la lógica comparación entre el ambiente en el Ramón Sánchez-Pizjuán y en el mítico Anfield. "En casa nuestra gente se hace sentir y establece con el equipo una gran conexión, jugar aquí es incómodo para el rival y en esa simbiosis se produce una fortaleza que mañana debemos aprovechar. Tenemos una gran oportunidad que debemos resolver con inteligencia y con confianza en el juego".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios