junta general de accionistas

Una agitada estabilidad

  • Castro saca adelante una Junta marcada por la presencia y la crítica de Del Nido que aprueba el reparto de dividendos y la retribución del consejo.

  • Nuevo superávit contable de 23,5 millones

José Castro, presidente del Sevilla, se dirige a los accionistas de la entidad en la Junta Ordinaria, la que ha registrado más participación (70,53%). José Castro, presidente del Sevilla, se dirige a los accionistas de la entidad en la Junta Ordinaria, la que ha registrado más participación (70,53%).

José Castro, presidente del Sevilla, se dirige a los accionistas de la entidad en la Junta Ordinaria, la que ha registrado más participación (70,53%). / Antonio Pizarro

Comentarios 1

José Castro y su consejo sacaron adelante una Junta General de Accionistas marcada por la presencia en la misma del ex presidente José María del Nido Benavente, que presentó su oposición a la gestión del mismo y protagonizó algún choque dialectico con el actual máximo mandatario, aunque sin que esa oposición tuviera una trascendencia a nivel accionarial al no disponer de la mayoría necesaria dentro de una asamblea que tuvo un récord histórico de asistencia y participación, con el 70,53% del capital social representado (74.012 acciones) y que arrojó un nuevo superávit obtenido al cierre del ejercicio 16-17, en este caso de 23,5 millones de euros después de impuestos.

La Junta también aprobó dos de los puntos más discutidos, el reparto de dividendos y la retribución económica de los miembros del consejo siempre que haya balance favorable en cada ejercicio. El resultado de las votaciones en ambos puntos fue muy ajustado con respecto a otros acuerdos, pero la batalla por el control de la entidad que mantienen desde hace algún tiempo José Castro y la familia Del Nido se decantó a favor del primero gracias al apoyo de Sevillista de Nervión, Roberto Alés y, en especial, el paquete accionarial de Rafael Carrión. Del Nido, que representó un total de 26.029 acciones, argumentó airadamente su negativa a aprobar dichos puntos, desde la "capacidad" de las personas que cobrarán dichos sueldos hasta el fin idóneo que debería tener la cantidad que se repartirá entre los accionistas, 1,5 millones, requisito estatutario necesario para poder legalmente retribuir al consejo. La asamblea aprobó el reparto de dividendos con el 55,58% de los votos a favor y el 44,25% en contra. Este porcentaje, el de los votos negativos, aumentó en el punto de los sueldos para los miembros del consejo (Del Nido recordó que 300.000 euros cobrará el presidente y 150.000 el vicepresidente). El 45,83% manifestó su negativa a aprobar este punto, mientras que votaron a favor el 53,92% del capital representado.

La Junta tuvo momentos de cierta tensión con las intervenciones del ex presidente, que llegó a arrancar aplausos aunque también, sobre todo al principio, fue reprobado por parte de la sala, y del abogado Agustín Martínez, que repitió varias veces y fue criticado por ello, algunas de las acusaciones a Castro que incluyó en su denuncia a la Fiscalía, entre ellas la de disponer de dinero de la cuenta de crédito que algunos consejeros poseían en la entidad y que el presidente aclaró que "esas cuentas ya no existen y todo el dinero ha sido devuelto". Castro le recriminó a Martínez que no refiriera las veces que esas cuentas recibían dinero y lo acusó de querer aprovechar el Sevilla para su lucimiento público "con sólo dos acciones y sin ser socio".

La Junta también propuso un presupuesto de ingresos para la presente temporada de 212,4 millones de euros, con una provisión de 18,4 de beneficio, lo que resulta un presupuesto de gastos de 194 millones. Ahí está incluida la inversión en fichajes de la presente temporada, una relación que el consejero en materia económica, Juan Luis Villanueva, expuso para información de los accionistas. En este sentido, como es sabido, Muriel y Kjaer han supuesto los mayores desembolsos: 21,5 el colombiano y 12,7 el danés. Además, se supo que por Nolito el club pagó 7 millones, 5,1 por Corchia y 2,5 por el medio del filial Felipe Carballo.

Por último, también se aprobó el nombramiento de Carolina Alés, hija del ex presidente Roberto Alés, como administradora del consejo, amén del habitual rosario de intervenciones en el último punto del orden del día, el de ruegos y preguntas. El precio de los abonos o los abonos infantiles fuero temas recurrentes, mientras que el caso N'Zonzi y la gestión del mismo también fue objeto de crítica por parte de los accionistas. Castro aclaró que el jugador viajó a Londres, "no para buscar equipo, sino para ver a su hijo en una situación complicada", dijo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios