El esplendor de la Pasión

  • Lucena estrena la procesión de Jesús de la Caridad

  • Una abarrotada plaza de la Rosa asiste al acto del prendimiento de Cristo en Montilla

El esplendor de la Pasión El esplendor de la Pasión

El esplendor de la Pasión / rosa alcántara

La provincia celebró ayer con esplendor la Pasión de Cristo con multitud de desfiles y procesiones que muestran la inabarcable riqueza de sus municipios. Desde la representación del prendimiento en Montilla al estreno de la procesión de Jesús de la Caridad en Lucena, hubo momentos de color y bulla, silencio y reflexión, penitencia, sentir cofrade y hermandad.

Lucena

Lucena no deja escapar ni un solo minuto del Jueves Santo. Justo a medianoche, con la plaza Nueva abarrotada de gente, se apagan las luces, se abren las puertas de la parroquia de San Mateo y comienzan a sonar los tambores del Cristo del Silencio, una de las cofradías más numerosas del municipio, con 320 hermanos.

Ya a mediodía tuvo lugar un estreno muy señalado, pues Nuestro Padre Jesús de la Caridad realizó por primera vez su estación penitencial. La procesión salió desde la parroquia de San Mateo a las 12:00 y en ella que destacó la figura del muñidor al inicio del desfile, quien al toque de campanas avisó del comienzo de la Pasión.

La tarde estuvo reservada para la tradición y el fervor cofrade, pues fueron nueve los pasos que desde las 18:30 hasta las 21:00 recorrieron las calles lucentinas. Primero salió la Cofradía de la Santa Fe, el Sagrado Lavatorio y Jesús Preso desde la ermita de Dios Padre. A las 20:00, el Llanete de Santiago se llenó para ver salir a uno de los pasos más característicos del municipio, Jesús Amarrado a la Columna y la Virgen de la Paz y la Esperanza. Justo después, y desde la misma parroquia, llegó el turno del Caído y María de la Salud. El broche de oro lo puso, desde Santo Domingo de Guzmán, la Hermandad del Cristo de la Sangre y María del Mayor Dolor.

Puente Genil

Fueron tres las hermandades que pusieron a sus titulares en la calle: Nuestro Padre Jesús Preso; la Virgen de la Veracruz y Jesús Amarrado a la Columna; y la cofradía de María Santísima de la Esperanza. Ayer, día del Amor Fraterno, fue una jornada de hermandad en las corporaciones y comenzaron a marchar, intercaladas en el desfile procesional, decenas de figuras bíblicas representando personajes y pasajes del Antiguo y Nuevo Testamento y también hace acto de presencia en las calles la Corporación del Imperio Romano, compuesta por cinco escuadras, que constituye un emblema de la Mananta.

Montilla

La plaza de la Rosa se llenó de público en una espléndida tarde primaveral para asistir al acto del Prendimiento, que supone el arranque del Jueves Santo. Cuatro pasos -Jesús en el Huerto, el Preso, la Columna y la Virgen de la Esperanza- procesionaron desde la ermita de la Rosa por las principales calles de la localidad en un cortejo lleno de música y colorido.

Ya a medianoche, la atención se centra se la parroquia de San Sebastián, de donde la imponente talla del Cristo de la Misericordia sale a hombros y es colgada en público en su paso, alumbrado con cuatro antorchas. El cortejo, en riguroso silencio, lo completa la bella talla de la Virgen de la Amargura.

Priego de Córdoba

Tres pasos procesionaron en la tarde-noche del Jueves Santo en Priego, los tres titulares de la Archicofradía de la Santa Veracruz, Jesús en la Columna y María Santísima de la Esperanza. En torno a las 20:00, el compás de San Francisco empezaba a convertirse en un hervidero de gente para asistir a la salida de esta procesión, que cuenta con numerosos hermanos que, de blanco y verde, inundaron las calles. Los sonidos de la noche corrieron a cargo de la banda de tambores de la hermandad para el paso de la Veracruz; los chaquetillas Colorás para Jesús en la Columna, y la banda de la Escuela Municipal de Música para el palio.

Una estación de penitencia solemne en uno de los días grandes de esta Semana Santa, que se completó, ya en la madrugada del Viernes Santo, con la salida de la Cofradía de María Santísima de los Dolores y el Cristo de la Buena Muerte, que volvían a su ermita del Calvario, en la Vía Sacra. Con un riguroso silencio, el rosario de penitentes negros y morados ascendió en un clima de respeto y oración.

Palma del Río

La parroquia de la Asunción abrió sus puertas a las 20:30 y por su pórtico cruzaron las imágenes titulares de la Hermandad del Cristo de la Expiración, María Santísima de los Dolores, Santa María Magdalena y San Juan Evangelista, fundada en 1758 y refundada en 1958. Nada más andar unos metros, la comitiva atravesó el arco de la puerta del Sol para llegar a la plaza Mayor de Andalucía, además de a otros enclaves como las murallas almohades. El paso del Cristo fue acompañado por la Capilla Musical Santísimo Cristo de la Expiración de Palma del Río, aunque la hermandad discurrió en silencio en el tramo de carrera oficial como gesto que invita a la reflexión sobre el sacrificio de Jesucristo.

Cabra

Con ojeras. Así se desperezó Cabra este Jueves Santo, toda vez que la Hermandad de la Expiración mantuvo hasta altas horas de la madrugada la atención del mundo cofradiero. Es, pues, esta jornada antesala del triduo pascual y, a la sazón, comienzo de un simbólico rosario de hermandades que desde el mediodía se suceden en las calles, casi de manera ininterrumpida, hasta la noche del Viernes Santo. Algo que inicia la Cofradía del Santísimo Cristo del Amor en su Sagrado Traslado al Sepulcro y la Virgen de la Piedad, un majestuoso misterio del sevillano Fernando Aguado que este año ha mostrado finalizada la fase de talla del frontal de su canasto en los talleres sevillanos de Francisco Verdugo.

Un mediodía que dejó paso a la tarde, cuando son cuatro hermandades las que ponen sus pasos en la calle. Clasicismo en la Asunción y Ángeles, con el paso de Jesús Preso, portado por sus tradicionales judíos apiñados. Y si hablamos de clasicismo, tras él, la Hermandad de la Columna continuó ese guion con su paso de misterio, atribuido al círculo del murciano Francisco Salzillo, y el paso de palio de la Virgen de la Caridad y San Juan Evangelista, ambas obras modernas de los cordobeses José Antonio Cabello y Francisco Romero Zafra.

Un núcleo cofradiero, el de la Asunción, que también dejó destellos a otras parroquias, como la de Santo Domingo. Desde allí salió el palio verde de la Virgen de la Esperanza. Un color que también se pudo vislumbrar en la antiquísima iglesia de San Juan Bautista, del viejo barrio del Cerro, desde donde realizó su estación de penitencia la Virgen de los Remedios, de la Hermandad de la Vera Cruz, decana de las corporaciones egabrenses y que en 2022 cumplirá 500 años.

Baena

El color y la alegría inundaron las calles baenenses. Más de 6.000 cofrades abarrotaron en la tarde de ayer las calles de esta localidad en el conocido como Desfile de las Estaciones, donde realizaron conjuntamente su visita al Santísimo Sacramento. Con anterioridad, Santa María la Mayor se abarrotó, la solemnidad y el respeto lo enmudecieron todo y tuvo lugar el lavatorio de pies a los Apóstoles. También se celebraron los santos oficios en el templo de San Francisco y en Guadalupe.

Con posterioridad, el Llano de Santa Marina se quedó pequeño, pues fueron cientos las personas que asistieron a la representación del abrazo de los Apóstoles; tras este acto, Jesús fue prendido y muerto. Tras esta representación, la imagen de Jesús del Prendimiento se encaminó hacia la carrera oficial; tras él desfilaron la imagen de San Pedro, el Cristo de la Humildad, el Nazareno de la Vera Cruz, San Juan y la Virgen de la Esperanza de San Juan.

Pozoblanco

Pozoblanco vivió una vibrante noche de Jueves Santo en la que la gran novedad fue la primera parte del recorrido de la estación de penitencia de la cofradía salesiana del Santísimo Cristo del Perdón y Nuestra Señora de la Amargura. Y es que nada más cruzar el portón de la iglesia de María Auxiliadora del colegio salesiano San José, la cruz de guía siguió por la calle San Juan Bosco en lugar de girar a la derecha por la calle Santa Marta, como era habitual.

Después, bajo los acordes de Los del Perdón para el paso del Cristo y de la Agrupación Musical de La Candelaria de Pulianas (Granada) para el paso de la Virgen, la procesión continuó para dejar estampas inolvidables e icónicas para la Semana Grande pozoalbense como su paso por la plaza de la Iglesia, el Pozo Viejo o su camino final por la calle Andrés Peralbo hasta volver al colegio salesiano.

peñarroya-pueblonuevo

La tarde cofrade en la localidad del Alto Guadiato arrancó desde Santa Bárbara, a las 20:00, con Jesús Nazareno y María Santísima de la Esperanza. Media hora más tarde salían del Salvador, en el distrito de Peñarroya, Jesús Nazareno, el Cristo de la Expiración y los Dolores y, para rematar la jornada, el Cristo del Amor y la Virgen de la Amargura iniciaban su desfile a las 21:30 desde San Miguel, en el distrito del Cerro, para adentrarse en la madrugada.

villanueva de córdoba

Jesús Nazareno es el protagonista indiscutible del Jueves Santo jarote. A las 11:00, salía la procesión de la iglesia hospital homónima con un buen número de novedades, entre ellas la primera fase del canasto y cuatro faroles del paso, realizadas en madera de cedro por el tallista de Hinojosa del Duque Rubén Luna. La talla estrenó igualmente potencias, bañadas en oro, y túnica en terciopelo rojo y oro, realizada por las hermanas Rita y Cati Muñoz Coleto y donada por una familia devota. Los nazarenos lo acompañaron con los habituales rosarios y cruces de penitencia.

Ya a medianoche, partía de la iglesia de San Sebastián la procesión del Cristo de la Buena Muerte, la del silencio, y durante la que el redoble de los timbales y la caja retumban en la madrugada.

santaella

El desfile de todas las hermandades de los últimos días de la Pasión abrió las procesiones del jueves. A las 18:00 partieron todos los grupos desde sus sedes para encontrarse con los hermanos del Cristo de la Vera Cruz en la ermita del Santo Cristo e iniciar así un recorrido sólo de nazarenos hasta llegar a la parroquia de la Asunción. El desfile continuó después hacia la zona alta de la localidad, hasta que cada una de las agrupaciones se dirige de nuevo a su cuartel. Este vistoso recorrido fue el preámbulo de la salida en procesión del Cristo de la Vera Cruz, que partió en torno a las 21:00 desde su sede en el Santo Cristo, arropado por nazarenos y mantillas.

iznájar

Conocida antiguamente como del silencio, la Cofradía del Cristo del Perdón llenó de devoción anoche las calles iznajeñas con un cortejo del que formaron parte la Judea, los Romanos -que pusieron la música-, las Marías y los Apóstoles. Antes del desfile, en la parroquia de Santiago Apóstol, tuvo lugar la representación del lavatorio y el prendimiento de Jesús.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios