Colonia Patricia del Prendimiento

AL principio de Claudio Marcelo, donde el mármol se funde y confunden los escenarios reales de un pretor con los imaginados por Félix Hernández, hay una encrucijada hacia la Espartería, San Pablo o la curva a San Fernando. La acera se alza y procura una visión majestuosa de anocheceres de cirios y oro. Es un balcón a la Córdoba Patricia. Alzar la mirada es la excusa para escapar de la cotidianeidad que, con frecuencia, ciega el sentido de la belleza.

Desde aquí la calle de las fachadas señoriales, los frisos jalonados de guirnaldas, las cerámicas y las cúpulas de colores, se vuelcan en el templo romano. Al fondo, dibujado en claro oscuros, el mítico San Pablo de mártires, circo y fieras se ilumina al paso de las vírgenes andaluzas.

La Espartería despide el título de vendedora de ilusiones ostentado durante más de un siglo. La Administración número 1, la de doña Asunción Alvear, luce un cartel de despedida; la suerte está echada, como la de aquél que ha de subir atado a su Verdad y habrá sido ya condenado por ella.

Se difuminará la luz sobre las cúpulas de Claudio Marcelo y se hará el silencio donde estuvo la claridad de la Palabra serena, sin estridencias, tan pacífica que ni el pretor osará dictar sentencia. La sombra de El Prendimiento se dibujará por un instante en el lugar donde tantas veces se jugaron suertes. La noche se pondrá íntima, sobria, como el romance anónimo de Vía Crucis.

No encontrará garganta ni saeta en donde acomodarse: "Lo condenaron a muerte. Su silencio y mi silencio./Uno silencio de amor, otro silencio de miedo". Y no ha de servir provocarlo: "Habla Jesús ¡qué te matan! Arropada en tu silencio/la muerte viene volando entre graznidos de cuervos".

Él, consciente, después de meditar a solas que el Derecho Romano va a verse quebrado por el Sanedrín, cruzará sobre el fondo del templo, recordándonos que nada valen oropeles, tratamientos o dignidades. Y seguirá, calle Nueva arriba, camino de nuestra salvación. Pesadamente.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios