Cielo gris contra la luz de la Resurrección

  • La hermandad de Santa Marina se suma a la larga lista de cofradías que se quedan en su templo

Ni siquiera el Señor Resucitado y la Virgen de la Alegría pudieron ayer con el cielo gris y la lluvia que empezó a caer desde primera hora de la mañana. Las precipitaciones, que han sido las protagonistas de esta Semana Santa, no se quisieron perder el último día y aguaron la salida procesional de la hermandad del Resucitado. A nadie sorprendió la decisión de la cofradía, ya que era lo lógico según el tiempo que hacía, pero eso no evitó la decepción entre algunos de los hermanos y fieles. "Yo llevo llorando desde anoche, porque ya habían dicho que iba a llover", aseguraba una de las nazarenas en el interior de la iglesia de Santa Marina. Salvo alguno de estos casos, la mayoría lo tomó con resignación e, incluso, incredulidad. "No me puedo creer que llueva el Domingo de Resurrección, si siempre hace buen tiempo", lamentaba otros de los fieles. De hecho, el Resucitado es una de las cofradías que ha contado más veces con el beneplácito de la meteorología. Ayer su hermano mayor, Manuel Murillo, recordaba que la hermandad ha salido en procesión durante los últimos 25 años, a excepción de 2011, cuando se suspendió la estación de penitencia por prudencia y finalmente no llovió. Murillo aseguró que la decisión en esta ocasión "ha sido mucho más fácil", aunque siempre queda la tristeza entre los costaleros "y nazarenos que salen por primera vez y tenían mucha ilusión". La banda de música de la Redención y la banda municipal de Mairena del Alcor tampoco pudieron lucirse ayer tras los pasos del Señor y la Virgen y muchos también se lamentaban ayer. Pero el Resucitado es "una hermandad madura y lo hemos llevado bien", apuntaron.

Las puertas de Santa Marina se abrieron durante toda la mañana, desde las 10:00 hasta las 14:30, y durante todo ese tiempo no dejaron de llegar fieles para visitar al Señor Resucitado y la Virgen de la Alegría. Dentro del templo no podía haber caras tristes al ver las imágenes por las que cobra sentido la Semana Santa. Porque no hay muerte sin resurrección y al final al luz siempre se impone a la oscuridad por mucho que el tiempo no acompañe.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios